miércoles 27.01.2021
Lucena Hoy

SERVICIOS SOCIALES

VÍDEO: El ayuntamiento estudia con la ONG Lucena Acoge la apertura de la antigua casa de los Hermanos de la Resurrección como alojamiento para transeúntes

La vivienda fue totalmente acondicionada por el consistorio lucentino durante el pasado "estado de alarma" 
El ayuntamiento de Lucena espera abrir en 2021 el centro de transeúntes a través de Lucena Acoge
VÍDEO: El ayuntamiento estudia con la ONG Lucena Acoge la apertura de la antigua casa de los Hermanos de la Resurrección como alojamiento para transeúntes

La ONG Lucena Acoge podría hacerse cargo de la gestión de la casa de transeúntes en la que el Ayuntamiento de Lucena ha convertido la antigua vivienda que durante años ocuparon los monjes de la congregación de los Hermanos de la Resurrección junto al Cementerio Municipal Virgen de Araceli.

La vivienda, dotada con seis dormitorios, baños. salón, patios y zonas comunes, fue totalmente acondicionada por el consistorio lucentino durante el pasado "estado de alarma", tras una inversión de unos 6.000 euros para dotarla de camas, colchones y electrodomésticos básicos, ante la necesidad de contar con un espacio para alojar a transeúntes o personas sin hogar que puntualmente pudiesen encontrarse en nuestra ciudad durante el periodo de confinamiento obligado. Sin embargo, no llegó a utilizarse y desde entonces ha permanecido cerrada. 

Según ha explicado la concejala de Servicios Sociales, Carmen Gallardo, el ayuntamiento estudió su apertura desde el ámbito municipal, pero la normativa vigente para este tipo de albergues obliga a dotar a la misma de personal permanente, lo que supondría un coste cercano a los 150.000 euros anuales, por lo que el proyecto quedó provisionalmente en suspenso. 

Sin embargo la organización "Lucena Acoge" se ha interesado por la gestión del inmueble, para lo cual se encuentra a la espera de recibir confirmación de una subvención solicitada a la Junta de Andalucía. El acuerdo incluiría la obligatoriedad de reservar parte de la vivienda como alojamiento para transeúntes derivados desde la policía local y los Servicios Sociales municipales. Actualmente estas personas son remitidas a un establecimiento hotelero de nuestra ciudad.