Miércoles 12.12.2018
Lucena Hoy

La comisión de investigación sobre los alfares romanos concluye reafirmándose en las presuntas irregularidades del procedimiento

ALFARES ROMANOS DE LUCENA
ALFARES ROMANOS DE LUCENA
La comisión de investigación sobre los alfares romanos concluye reafirmándose en las presuntas irregularidades del procedimiento

El pleno municipal celebrado ayer en el ayuntamiento de Lucena incluía en su orden del día la lectura de las conclusiones de la Comisión Especial de Investigación sobre el fallido proyecto de creación de un centro de interpretación en el yacimiento alfarero romano de Los Tejares creada a propuesta del grupo municipal de Ciudadanos.

Los hechos denunciados por Ciudadanos se remontan a 2004. Tras ejecutarse una primera inversión de 89.304 euros en la reconstrucción de uno de los hornos y la restauración de los restantes, el equipo de gobierno, presidido entonces por José Luis Bergillos, solicitó a la Junta de Andalucía una subvención para la puesta en valor del yacimiento, que incluía el embellecimiento del entorno, iluminación, adecuación, para la visita y señalización turística y la creación de un edificio con cinco salas temáticas y su correspondiente equipamiento –vitrinas, maquetas, paneles informativos...–  La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía concedió una subvención de 73.922 euros, un 60% del coste del proyecto,  asumiendo el consistorio el compromiso de ejecutar la actuación en el plazo de un año. Aunque el proyecto solicitado no se llegó a ejecutar, el ayuntamiento decidió realizar la compra de los elementos incluidos en el mismo.

Ayer la portavoz de Ciudadanos, Purificación Joyera, señaló que la inversión total ejecutada para la recuperación de los alfares asciende a 304.699 euros. Joyera centró parte de su intervención en intentar demostrar que el objetivo de la subvención fue siempre la creación de un centro museístico, como lo demuestran las declaraciones realizadas durante el año 2005 tanto por el entonces alcalde, José Luis Bergillos, como por la edil de Turismo, María José Lara, que incluso solicitó una prórroga del plazo de ejecución del proyecto alegando dificultades para la ejecución de la obras debido al carácter arqueológico del emplazamiento, prórroga que fue denegada. "No se trataba de hacer un acopio de materiales como ha sugerido el PSOE, sino de hacer un museo con una subvención finalista", señaló Joyera.

Tras las distintas sesiones y entrevistas realizadas a personal técnico municipal y de la Escuela Taller –tanto Juan Torres como María José Lara, concejales de Urbanismo y Turismo en el momento de los hechos declinaron participar– la comisión concluye, según Joyera, que "no se hicieron los trabajos previstos y se invirtió el dinero en comprar materiales; la escuela taller no recibió el encargo de construir el espacio expositivo, sino de vallarlo y no se comunicó a la Consejería la imposibilidad de acometer el proyecto ni la Junta comprobó la ejecución del mismo.

Además se considera probado que se perdieron materiales valorados en casi 30.000 euros "sin que se intentara recuperarlos, se denunciara su desaparición o se pidieran explicaciones a los encargados de custodiarlos" y se certificaron por personal municipal trabajos no realizados.

Joyera indicó que "no se buscan responsabilidades penales tras catorce años de estos hechos, sino saber que ha pasado" y afeó al PSOE que intente "normalizar que no se ejecutase el proyecto subvencionado", por lo que la comisión pidió al alcalde, Juan Pérez, que comparezca en pleno para contestar a algunas preguntas de la oposición, a lo que éste accedió, pese a no estar obligado a ello ni conocer en profundidad el proyecto.

Vicente Dalda calificó a la comisión de "chapuza", argumentando que ha carecido de rigor. Por su parte, Carlos Villa (IU) aseguró que ha quedado constatado que "se han despilfarrado 300.000 euros", acusando al equipo de gobierno de "defender lo indefendible". Paco Huertas (PP) preguntaba al alcalde quién fue el responsable de esta situación y cuál era su opinión sobre la incomparecencia de Torres y Lara en la comisión, indicando que "que hayan pasado 14 años no quiere decir que no deba investigarse qué pasó".

Por su parte, José Cantizani, actual edil de Patrimonio, comenzó su intervención explicando que "el actual alcalde no tiene ninguna responsabilidad sobre estos hechos" –en esta época seguía siendo profesor– y se mostró contrario a las conclusiones. Según la versión del PSOE "el ayuntamiento concurrió a una subvención e invirtió el dinero en la compra de unos materiales que se conservan en su totalidad", salvo en el caso de una partida que fue robada de las instalaciones en la que se custodiaban. Además Cantizani afirmó que " se encomendó a la Escuela Taller la construcción de un edificio que no pudo ser construido y se procedió a justificar la subvención, siendo aceptada la justificación por la Junta de Andalucía", por lo que a su juicio no hubo irregularidad alguna. Para el ayer portavoz del PSOE "solo hubo una mayor ambición a la hora de definir el proyecto como museo y una cierta responsabilidad de los técnicos que no se refleja en las conclusiones". Para el PSOE la comisión de investigación "no ha servido para nada" y las conclusiones "estaban hechas de antemano".

Purificación Joyera contestó a Cantizani afirmando que "lo más preocupante no es que se perdieran 300.000 euros de dinero de todos los lucentinos, sino que el PSOE no reconozca siquiera que se hizo mal".

PP, Ciudadanos e IUCA votaron a favor de las conclusiones y Juan Pérez responderá a sus preguntas pese a no estar obligado a ello.

Puedes oír esta y otras noticias de la jornada en este spot del informativo de www.lucenaradio.com.

Comentarios