Viernes 19.10.2018
Lucena Hoy

La Comunidad Islámica de Lucena recuerda que el cementerio musulmán es un derecho constitucional y fue aprobado por unanimidad del pleno

Indican que "el anuncio del ayuntamiento de iniciar las obras del cementerio musulmán a finales del presente año satisface nuestra larga reivindicación y nos enorgullece que haya sido una decisión unánime de la Corporación Municipal".

Miembros de la Comunidad Islámica de Lucena ante la mezquita. Archivo LucenaHoy
Miembros de la Comunidad Islámica de Lucena ante la mezquita. Archivo LucenaHoy
La Comunidad Islámica de Lucena recuerda que el cementerio musulmán es un derecho constitucional y fue aprobado por unanimidad del pleno

La Comunidad Islámica de Lucena ha mostrado este domingo su público agradecimiento "a todos los partidos políticos municipales y al alcalde de Lucena" por su "compromiso y apoyo para que el cementerio musulmán sea una realidad en nuestra ciudad".

En un escrito que firma el presidente de la comunidad, se indica que "el anuncio del ayuntamiento de iniciar las obras del cementerio musulmán a finales del presente año satisface nuestra larga reivindicación y nos enorgullece que haya sido una decisión unánime de la Corporación Municipal".

Además, destacan que esta decisión "cumple con el ordenamiento jurídico establecido en un estado de derecho como es el nuestro" y aseguran que "el número creciente de la comunidad musulmana en Lucena hace necesaria la cesión de una parcela del cementerio municipal para llevar a cabo enterramientos de ciudadanos musulmanes lucentinos y de otras nacionalidades afincados en nuestra ciudad".

En ese sentido, la Comunidad Islámica de Lucena recuerda que la Constitución Española reconoce el derecho fundamental de la libertad ideológica, religiosa y de culto a todos los individuos –tanto nacionales como extranjeros– e indica que el contenido esencial de ese derecho constitucional ha sido desarrollado por la Ley Orgánica de Libertad Religiosa, en cuyo artículo 2.1 figuran, entre otros, el derecho de cada ciudadano a "profesar las creencias religiosas que libremente elija, practicar los actos de culto, conmemorar sus actividades, celebrar ritos matrimoniales y recibir sepultura digna sin discriminaciones por motivos religiosos...", correspondiendo por mandato constitucional a los poderes públicos promover las condiciones para que las libertades de los individuos y los grupos en los que se integran, incluida la libertad religiosa, sean reales y efectivas, y remover los obstáculos para su plenitud.

Finalmente, la Comunidad reseña que "el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España, firmado en 1992, reconoce en su artículo 2,5 "el derecho a la concesión de parcelas reservadas para los enterramientos islámicos en los cementerios municipales", estableciendo que en esas parcelas "se adoptarán las medidas oportunas para la observancia de las reglas tradicionales islámicas, relativas a inhumaciones, sepulturas y ritos funerarios, que se realizarán con intervención de la Comunidad Islámica local".

El escrito de la Comunidad Islámica de Lucena contrasta con las críticas y comentarios de contenido racista y xenófobo que el anuncio de esta intervención ha despertado en las redes sociales y que incluso ha motivado un comunicado de la ONG Lucena Acoge rechazando la identificación entre musulmán y extranjero, recordando en este sentido que la mayor parte de los musulmanes residentes en nuestro país son de nacionalidad española, y el hecho de que esta actuación municipal responde a un derecho constitucional.