sábado 08.10.2022

SANIDAD: ASEGURAN QUE LA NO SUSTITUCIóN DE LAS BAJAS ESTá PROVOCANDO “UN GRAN AGOTAMIENTO FíSICO Y PSíQUICO DE LOS FACULTATIVOS”

CSIF denuncia que el SAS no resuelve el déficit de médicos en las Urgencias del centro de salud de Lucena

El sindicato denunció esta situación en julio, pero hasta el momento la Dirección Gerencia del Área de Gestión Sanitaria (AGS) Sur de Córdoba no ha aportado ninguna solución

centro de salud1
Centro de Salud Lucena 1
CSIF denuncia que el SAS no resuelve el déficit de médicos en las Urgencias del centro de salud de Lucena

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba critica la gestión “cicatera” de la Dirección Gerencia del Área de Gestión Sanitaria (AGS) Sur de Córdoba en su política de personal del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU) del centro de salud de Lucena. El sindicato ya denunció a principios de julio que la plantilla médica de este servicio, formada habitualmente por 10 personas, se encontraba en ese momento a poco más del 60% por “una mala administración” de los responsables del Servicio Andaluz de Salud (SAS) en la zona.

El presidente del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, Antonio Poyato, informa de que “en todo este tiempo no sólo no se ha arreglado esta situación de falta de personal, sino que la misma se ha ido agravando”. Ante este panorama, la central sindical ha enviado un escrito a la Dirección Gerencia del AGS para recordarle que sigue sin cubrirse la reducción del 50% de la jornada de una facultativa en el DCCU, así como de otra profesional que acumula seis meses de baja sin que su plaza sea cubierta. Este último caso es especialmente “sangrante”, puesto que el origen de esta vacante fue por riesgo durante el embarazo, con lo que su sustitución hubiera sido a coste cero para el SAS al haberla asumido el INSS. Actualmente, esta trabajadora disfruta del permiso de maternidad, sin que su puesto se haya suplido.

En el escrito se detalla que a esta realidad hay que añadir las ausencias por vacaciones durante el verano, lo que ha provocado que en agosto haya habido profesionales que han realizado más de 200 horas de trabajo (algunos de ellos hasta 240), es decir, 24 horas seguidas cada tres días de media. “Esto quiere decir que se ha sobrepasado con creces y, en ocasiones de manera no voluntaria, el límite de las 48 horas semanales de promedio, según establece la legislación vigente”, recalca Poyato. Un ejemplo de esta situación es el de la médico con reducción de jornada al 50%, a la que se le han puesto turnos en número igual o incluso superior a la jornada al 100%.

CSIF reconoce que el SAS contrató a una persona que colaboró en la realización de turnos en julio. Sin embargo, su actividad en el DCCU de Lucena fue “testimonial”, puesto que dicho profesional sólo trabajó allí durante la primera quincena de ese mes. Posteriormente, pasó al Servicio de Urgencias del Hospital Comarcal Infanta Margarita de Cabra.

El sindicato señala que la voluntariedad en la asunción de los turnos de los trabajadores ausentes se hizo con carácter transitorio mientras se contrataba a alguien para cubrir esas plazas. “Se da la circunstancia de que esas contrataciones no se realizaron, no por falta de candidatos como se proclama desde la Dirección Gerencia, sino por la precariedad laboral de las ofertas de la Administración sanitaria, motivo por el que los profesionales incluidos en la bolsa de empleo del SAS han rechazado estas propuestas”, aseveró Poyato.

En cuanto a la disminución de la demanda en verano planteada por la Dirección Gerencia, CSIF apunta que, “si bien es cierto que desciende de forma global durante el periodo estival, al hacer un análisis pormenorizado de las franjas horarias de mayor afluencia de usuarios, se puede apreciar que se producen dos picos en la atención a pacientes, coincidentes con las horas centrales del día (momento de más temperatura) y por la noche, lo que supone un mayor desgaste para el personal. Además, el sindicato recuerda que en las estadísticas de demanda no se reflejan las salidas del centro de salud por avisos domiciliarios urgentes, un servicio que no se ha reducido este año.

El máximo responsable provincial del Sector de Sanidad reclama a la Dirección Gerencia una pronta solución a toda esta problemática que “está redundando en un gran agotamiento físico y psíquico de los facultativos de esta unidad, así como un importante deterioro de la conciliación de la vida laboral y familiar de los mismos, lo que hace insostenible esta situación”.