martes 14.07.2020
Lucena Hoy

PATRIMONIO

La Cueva del Ángel, un futuro Bien de Interés Cultural sin proyecto de excavaciones y con muchas incógnitas

El futuro de la excavaciones en la Cueva del Ángel puede depender del estudio solicitado a la Universidad de Burgos sobre la metodología y procedimiento de actuación seguidos en las intervenciones desarrolladas entre los años 2013 a 2019, que acaba de recibir el consistorio lucentino, aunque son varias las actuaciones pendientes.
La Cueva del Ángel, un futuro Bien de Interés Cultural sin proyecto de excavaciones y con muchas incógnitas

El procedimiento para la declaración de la Cueva del Ángel como Bien de Interés Cultural (BIC) por la Junta de Andalucía ha dado esta semana un paso más con la aprobación por la Comisión Provincial de Patrimonio del informe favorable a la inscripción del yacimiento en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz con categoría de zona arqueológica, según ha avanzado hoy el diario provincial ABC y ha ratificado a LucenaHoy la delegación del Gobierno.

Ese informe, elaborado por el Doctor de Historia y Geografía por la Universidad de Córdoba, Giuseppe M. Palmieri, había quedado sobre la mesa en marzo pasado para la subsanación de algunos aspectos del mismo con carácter previo a la incoación del expediente por parte de la Dirección General de Patrimonio Histórico y Documental, que ahora continuará una tramitación que deberá culminar con la perseguida declaración de este templo del paleolítico como BIC por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía.

Esta buena noticia se produce en un año en el que tampoco habrá campaña de excavaciones en la Cueva del Ángel, sobre la que se acumulan las actuaciones pendientes.

EL INFORME DE LA UNIVERSIDAD DE BURGOS, ¿DECISIVO?

El futuro de la excavaciones puede depender de un estudio externo que acaba de tener entrada en el Ayuntamiento. Fuentes municipales han señalado a LucenaHoy que acaba de recibirse el informe solicitado a la Universidad de Burgos sobre la idoneidad de la metodología y procedimiento de actuación seguidos en las intervenciones de investigación desarrolladas en la Cueva del Ángel entre los años 2013 a 2019.

Este estudio independiente fue encargado por el ayuntamiento tras conocer en julio en 2019 la negativa de la Junta de Andalucía a autorizar la nueva programación de excavaciones solicitada por el equipo director–denominada Prometeo–, argumentando errores en la memoria de la campaña anterior y deficiencias en los métodos de investigación utilizados en la últimas campañas.

El informe, cuya redacción se inició en noviembre, contando con seis meses de ejecución, ha sido realizado por el investigador especialista en Prehistoria Juan Carlos Díez Fernández-Lomana y según ha podido saber este periódico, en terminos generales valora positivamente las actuaciones realizadas e insta a la Junta de Andalucía al mantenimiento y potenciación de las mismas. De ese contenido podría derivarse la adopción de una nueva línea de trabajo en lo sucesivo o el mantenimiento de la confianza del ayuntamiento de Lucena en el equipo que ha dirigido la investigación desde hace más de veinte años al mando de Cecilio Barroso y de la actual encomienda de los trabajos a la Fundación Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana. El asunto será analizado la próxima semana por todos los grupos políticos municipales. Sea como fuere, resulta vital subsanar las deficiencias argumentadas por la Junta de Andalucía para poder contar con un nuevo proyecto de investigación para los próximos años.

CUBIERTA DEL YACIMIENTO EXTERIOR

Otra actuación pendiente de ejecución es la sustitución de la cobertera externa del yacimiento. El proyecto, redactado por el ingeniero técnico Manuel Carlos López Berdún, fue adjudicado en enero por 40.680 euros más IVA a la empresa cordobesa Construcciones Antroju SL contando con un plazo de ejecución de 4 meses, pero aún no se han iniciado las obras.

Las actuación incluye tanto la demolición de la estructura metálica existente en la actualidad como la construcción de una nueva cubierta autoportante que deberá cubrir la totalidad del yacimiento arqueológico exterior, sobre la falda sur de la Sierra de Aras, con una superficie de 240 m² de superficie. El proyecto contará con una cimentación superficial –y por tanto reversible– sobre roca existente y sin alterar el entorno, asentándose sobre un firme de lajas de caliza. La estructura facilitará el acceso al yacimiento y el trabajo en su interior durante el periodo estival.  Toda esta estructura de cubierta será atornillada y completamente desmontable y se pintará exteriormente en varios tonos de color verde para garantizar un mínimo impacto ambiental.

UNIA INVERSIÓN DE 315.000 EUROS PENDIENTE DESDE 2016

También contribuiría decisivamente a impulsar la proyección del yacimiento de la Cueva del Ángel la ejecución del proyecto anunciado en 2016 por el entonces Secretario General de Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Rafael Márquez: Una inversión de 315.000 euros para la puesta en valor de la Cueva del Ángel que supondrá el acondicionamiento del camino de acceso a la cueva-sima, la regeneración ambiental de la explanada y los taludes, adecuación de la plataforma de acceso, zona de mirador y dotación de bancos, el cerramiento de la parcela y barra de control de acceso y la construcción de un edificio destinado a punto de información y aseos de aproximadamente 25 metros cuadrados de superficie construida. Distintas vicisitudes relacionadas con la titularidad de los terrenos o la realización de estudios previos han hecho que, cuatro años después de anunciarse la intervención, el proyecto siga guardado en un cajón.

La Cueva del Ángel, ese enclave arqueológico llamado a convertirse en motor del desarrollo turístico de Lucena que sigue guardando celosamente los testimonios más antiguos de presencia humana del sur de Europa, será declarado en unos meses BIC, aunque más que reconocimientos oficiales a su enorme potencial precisa actuaciones firmes y decididas que despejen las incógnitas sobre su presente y futuro.