jueves 09.12.2021

Dos años de gobierno local: Entrevista con Miguel Villa (y vídeo)

Dos años de gobierno local: Entrevista con Miguel Villa (y vídeo)
Dos años de gobierno local: Entrevista con Miguel Villa (y vídeo)
.
– ¿Qué balance general hace de estos dos años de gestión municipal entre PSOE e IUCA?
– Sin duda el balance es positivo. En el marco de esta crisis brutal y de constante incremento de las necesidades y disminución de los recursos para hacerles frente el ayuntamiento está respondiendo de forma satisfactoria. Quedan muchos objetivos por alcanzar, pero sigo pensando, como dije hace dos años tras conocer los resultados de las elecciones municipales, que los comicios los ganó Lucena, permitiendo un cogobierno de dos partidos de izquierdas. Por primera vez un gobierno local toma sus decisiones de manera mancomunada, abandonando los regímenes presidencialistas que habíamos venido manteniendo hasta ahora. Creo que esta es una de las grandes aportaciones de este gobierno municipal, junto con el hecho de que ahora todos los ciudadanos son iguales ante el ayuntamiento, lejos de la presión que siempre habían ejercido algunos poderes fácticos. Hoy el equipo de gobierno ha igualado a todos los ciudadanos de Lucena en derechos y en oportunidades.
 
– ¿Y cuáles han sido los errores, aquellos aspectos de los que se siente menos satisfecho?
– Probablemente muchos. Tomar decisiones conlleva errar en algunas de ellas, pero quizá el más importante haya sido el de ser demasiado impulsivos y rápidos en la toma de decisiones respecto a los trabajadores municipales a la hora de aplicar los recortes impuestos por el ejecutivo central. Quizá deberíamos haber sido más beligerantes con estas imposiciones, dentro de la ley, en lugar de ser los primeros en aplicarlas.
 
– ¿Cuál es el estado de salud del pacto suscrito hace dos años entre PSOE e IUCA? Algunos consideran que hace aguas.
– El pacto goza de buena salud política. Desde el primer día ha habido posturas divergentes y matices entre PSOE e IUCA. Las hay hoy y las seguirá habiendo. Algunos no han aceptado que este pacto es legítimo, que no han ganado las elecciones. Aunque como partido sacarán más votos, ellos estaban en la oposición y siguen estando en la oposición. PSOE e IUCA tenemos la firme voluntad de culminar estos cuatro años de gobierno municipal.
 
– Pero usted es consciente de que algunos le acusan de doblegar al PSOE con menos votos en su poder
– Nosotros no imponemos nada. El gobierno local es un órgano colegiado en el que las decisiones se adoptan por todos. Hay debate y hay consensos, que significa ceder una parte de lo que tu entiendes mejor en beneficio de lo que piensa el otro. Niego que haya imposiciones de IUCA al PSOE y tampoco permitiríamos que las hubiera en el sentido contrario.
 
– Un sector de la población local le considera a usted y a su grupo como verdugo de sus creencias y tradiciones, ¿se considera usted víctima de este sector? 
– IUCA siempre ha mantenido una línea recta sobre estos temas: somos una fuerza que apuesta por el laicismo. Hay sectores de la población acostumbrados a ciertos privilegios que no acaban de entender que hoy las cosas son diferentes y eso genera problemas y reacciones feroces al ver que ha cambiado su estatus quo tradicional ante la administración local. Yo he sido la cabeza de turco a la que disparar, pero entiendo que son cosas que forman parte de la dinámica de una sociedad en cambio. Ahora los lucentinos hablan de política y eso es sano, pero es cierto que he sido objeto de algunas brusquedades por parte de algunas personas.
 
– Señor Villa, cuando ustedes llegaron al gobierno municipal había algunas cuestiones arrastradas de la corporación anterior. Hoy, dos años después, la mayoría de ellas siguen estando sin resolver y algunas, como el Centro Social Sanitario incluso han dado un paso atrás, ¿realmente cree que han hecho todo lo que estaba en su mano por este proyecto?
– IUCA nunca ha querido entorpecer en este tema, nunca ha puesto piedras en el camino. Eso nos legitima hoy para decir que nos sentimos tristes y abandonados por la Junta de Andalucía. Lucena no ha tenido históricamente el respaldo que merecía de la administración autonómica en ningún aspecto y tampoco en el sanitario. La decisión del PSOE de apostar por un centro social sanitario fue una decisión política, para salir bien parados de las elecciones municipales. Del mismo modo he de decir que desde el equipo de gobierno nos hemos volcado con este tema, hemos hecho todo lo que se podía hacer. culpables y responsables de este fracaso podemos ser muchos, pero la Junta de Andalucía podía haber hecho mucho más. Hoy, la Junta debe a Lucena una infraestructura sanitaria y no vamos a cejar hasta conseguirlo.
 
– Las obras del río son otro de esos temas eternamente pendientes
– Creo que sobre este tema la realidad se impone a cualquier comentario. El río no está como debiera. Trece millones de euros después de esta intervención la ciudad no tiene el río que esperaba. Creo que el principal problema es que estas obras se han dilatado durante demasiados años y el comportamiento del cauce ha ido causando daños en las actuaciones ya finalizadas. Así no es posible ver finalizada una obra. Es otra deuda pendiente.  
 
– Señor Villa ¿veremos algún día parte del millón de euros pago por los terrenos utilizados por la Junta para la autovía entre Lucena y Cabra que ustedes tanto demandaron en la anterior corporación municipal, hasta el punto de pedir su inclusión como ingreso en los presupuestos?
– Espero que pronto podamos decir con claridad que Lucena ha recuperado el importe de esos terrenos expropiados. Siempre dijimos que el proceso de expropiación tenía que seguir. Antes reclamábamos que se trabajara para conseguirlo y hoy estamos trabajando. Hasta el momento no hay un acuerdo final porque ambas administraciones, ayuntamiento y Junta de Andalucía, mantenemos posiciones divergentes, pero hemos conseguido que la administración autonómica entienda que tiene una deuda con Lucena. El final de este proceso será el establecimiento de un justiprecio por los suelos expropiados, luego estaremos de acuerdo con la cantidad fijada o no.
 
– Por último y hablando de problemas hay que referirse al paro. Recientemente se ha aprobado un Plan Integral de Empleo Municipal ¿este plan va a solucionar los problemas de los 5.700 parados que hay en estos momentos en Lucena? ¿Nace con esa vocación?
– El PIMEL no va a paliar el paro. No es su función. El ayuntamiento no tiene competencias para crear empleo. Su objetivo es más bien el de crear las bases para que quienes puedan crearlo tengan las condiciones y facilidades más adecuadas para hacerlo por parte de la administración local. El ayuntamiento bastante hace con mantener el empleo público. De casi 600 empleos hemos conseguido llegar hasta aquí con apenas 6 o 7 pérdidas de puestos de trabajo y ha sido un esfuerzo ímprobo. La otra labor municipal debe ser la de pelear para evitar situaciones de muchas familias a las que el paro ha llevado a situaciones de casi miseria. En este aspecto no podremos estar satisfechos mientras haya una familia lucentina que no tenga alimentos en su nevera, que no tenga acceso a una vivienda o no pueda pagar un recibo de la luz, pero si orgullosos de saber que nos estamos volcando en el ámbito de los Servicios Sociales. Baste un dato, de 2012 a 2013 las partidas municipales para este fin han crecido un 38%.
 
– Hablando de vivienda, ustedes han estado apoyando a plataformas como Stop Desahucios y han planteado iniciativas para que ninguna familia carezca de vivienda, pero esas medidas se han quedado hasta ahora en el ámbito de las buenas intenciones y no han encontrado un cauce para materializarse en medidas concretas y efectivas.
– Cuando llegamos al gobierno local SUVILUSA estaba en estado de preconcurso y suspensión de pagos. Hoy hemos logrado destinar a alquiler una parte de las viviendas vacías, hemos bajado los precios de forma considerable, hemos pagado buena parte de la deuda con proveedores y estamos cerrando acuerdos con EPSA. El objetivo final es hacer posible que un vecino pueda acceder a una vivienda por una cantidad de 150 a 200 euros al mes, pero también hay que tener en cuenta que SUVILUSA tiene que pagar sus hipotecas. Por otra parte, pretendemos que antes de que acabe el año todas las viviendas actualmente vacías esten ocupadas.
 
 
– Y en materia urbanística ¿Cuáles serán las claves del trabajo para los dos próximos años?
– El objetivo en el que estamos trabajando desde la Gerencia de Urbanismo es la adaptación del PGOU a la realidad actual. Por ejemplo, en Jauja, se habían planificado planes parciales con una superficie mayor que el actual casco urbano. Eso está encorsetando la actividad diaria. Es necesario poner en marcha una revisión del plan a la situación que nos ha dejado la rotura de la burbuja inmobiliario.
 
– ¿Que opinión tiene del papel que ha realizado la oposición en estos dos años?
– En una palabra, malísima. Han centrado su objetivo en desunir al equipo de gobierno. No han superado que no ganaron las elecciones. Están frustrados con eso y solo piensan en destruir al equipo de gobierno. Para ello han decidido utilizar un aspecto tan simbólico como la religión, como deja clara su actuación con temas como el vertido de cera sobre la vía pública o la más reciente polémica sobre la colocación de la cruz de la Plaza de San Miguel, algo que me parece impropio de una corporación. Es una oposición que no asume responsabilidades y se limita a abstenerse. Un 70% de los asuntos que han ido ha pleno han contado con la abstención del PP.
 
– Le quedan dos años por delante... ¿volverá a ser el candidato de IUCA en las próximas municipales?
– Si dentro de dos años yo sigo teniendo el ánimo y las ganas actuales y mis compañeros confían en mi, lo haré.
 
– ¿Cree que puede pasarles factura a nivel electoral el pacto con el PSOE? En otras ocasiones así ha sido.
– No tenemos ese miedo. Creemos en las decisiones políticas que tomamos. Pienso que estamos demostrando que nuestros planteamientos y nuestra aportación al gobierno local son positivos y confiamos en que eso quedará reflejado en términos electorales, pero no es nuestra preocupación en este momento.
.
 
 
 
.