martes 01.12.2020
Lucena Hoy

POLÉMICA CON CIUDADANOS

La edil de Servicios Sociales niega el supuesto 'boicot' municipal a la tarjeta monedero de la Junta denunciado por Ciudadanos

Carmen Gallardo asegura que tampoco impidió una reunión de la Directora del Centro de Servicios Sociales con Ciudadanos, y pide a su portavoz, Jesús López, que se manifieste contra la decisión de la consejería de Educación de dejar sin comedor escolar a 242 familias lucentinas en situación de vulnerabilidad durante los meses de julio y agosto
CARMEN GALLARDO
CARMEN GALLARDO
La edil de Servicios Sociales niega el supuesto 'boicot' municipal a la tarjeta monedero de la Junta denunciado por Ciudadanos

La concejal de Servicios Sociales y Salud, Carmen Gallardo, dio respuesta este viernes a las acusaciones sobre un supuesto boicot del equipo de gobierno a la tarjeta monedero puesta en marcha por la Junta de Andalucía, realizadas por el grupo municipal Ciudadanos.

Gallardo aseguró que en ningún momento se ha intentado desde el consistorio boicotear esta ayuda, aunque reconocía que el sistema elegido por la Junta de Andalucía para la gestión de las tarjetas monedero “no nos gusta”, en consonancia a la postura de instituciones como el Colegio de Trabajadores Sociales. “Como socialistas estamos en desacuerdo con esta medida porque supone alejarse de los principios que amparan el servicio público, al permitir la Junta que fondos públicos sean gestionados por entidades privadas, en este caso Cruz Roja, teniendo una red de profesionales más que cualificados en los servicios sociales comunitarios”.

La edil socialista indicó, no obstante, que desde Servicios Sociales se están “utilizando todos los recursos posibles, nos gusten o nos gusten menos, para el objetivo en el que vienen trabajando incansablemente desde el día uno del Estado de Alarma: poner en marcha prestaciones dirigidas a personas y familias en situación de vulnerabilidad económica y social”, y recordó que, a día de hoy se han tramitado desde el Ayuntamiento lucentino más de 900 ayudas, 3.000 citas telefónicas y 8.000 atenciones, entre otras medidas, por un valor de 270.000 euros.

Según la responsable municipal de Servicio Sociales, la tarjeta monedero de la Junta de Andalucía “es un recurso complementario a los que ha puesto en marcha el Ayuntamiento” y solo dará cobertura en Lucena “a una decena de familias, frente a las 122 a las que está prestando ayuda el Ayuntamiento”.

En cuanto a la ausencia de la directora del Centro Municipal de Servicios Sociales en las reuniones convocadas por la Consejería de cara al lanzamiento de su tarjeta, Gallardo indicó que “la directora ha asistido a varias reuniones, pero la primera fue el mismo día que la mesa para la puesta en marcha del programa acción social del ayuntamiento, tenía otros menesteres y fue citada sin conocimiento de la delegada. No fue una prohibición de asistir, simplemente tenía otra agenda”.

En cuanto a la acusación de Ciudadanos sobre una supuesta orden directa de Gallardo a la directora del centro para que no atendiese una petición de reunión solicitada por la formación naranja para aclarar este tema, la edil socialista dijo que “ni yo ni ningún miembro del equipo de gobierno puede prohibir una reunión de un concejal con un técnico municipal, esa conversación se produjo a través de la mensajería interna del ayuntamiento y en ningún momento se dice que la concejal no deja que vaya, creo que ha sido un lamentable malentendido, boicot ninguno”

Por último, Carmen Gallardo recordó al portavoz de Ciudadanos, Jesús López que “ya puestos a hablar de boicot, estaría bien que se manifieste sobre la decisión del consejero de Educación, de su mismo partido, de dejar a 242 familias lucentinas en situación de vulnerabilidad sin comedor escolar en los meses de julio y agosto”, continuaba Gallardo en referencia a la decisión de la Junta de suspender en verano el Programa de Refuerzo Alimentario Infantil.

La socialista se preguntaba “quién hace boicot a quien en este tema”, dado que “muchas de esas familias con escolares usuarios del plan Syga ahora pasan a ser atendidos por los Servicios Sociales del Ayuntamiento, un recurso que siempre está activo, no como las políticas sociales de la Junta que sí se van de vacaciones”.