martes 25.01.2022

El consistorio venderá 95 plazas del parking de la Plaza Nueva

El consistorio venderá 95 plazas del parking de la Plaza Nueva
El consistorio venderá 95 plazas del parking de la Plaza Nueva
.
El pleno el ayuntamiento de Lucena ha aprobado hoy con el voto en contra del grupo municipal del Partido Popular, el inicio del expediente para la venta de 95 de las 400 plazas de las que dispone el aparcamiento municipal de la Plaza Nueva.

Según el concejal de Hacienda, José Cantizani, la medida, incluida en el Plan de Saneamiento Económico-Financiero de la EPEL Aparcamientos de Lucena para los cuatro próximos años, afectará a 47 plazas en la planta -3 y otras 48 en la planta -4, y pretende aliviar la precaria situación económica de este organismo municipal, que arrastra un fuerte déficit como consecuencia del fracaso de la iniciativa municipal para concesionar doscientas plazas, con la que estaba previsto financiar una parte importante de la construcción de esta infraestructura.

Una vez aprobado el inicio del expediente será necesario realizar una valoración del inmueble, elaborar un pliego para licitar la venta e identificar las plazas concretas que se pondrán en venta.

La decisión adoptada ahora es continuación de la aprobada hace más de un año para desafectar del dominio público 200 plazas de aparcamiento. No obstante, en aquel momento se decidió esperar antes que vender, hasta ver si la situación financiera de la EPEL mejoraba, algo que no ha ocurrido. Según explicó el presidente de la EPEL, Miguel Villa, “aunque el balance de la explotación del aparcamiento es positivo, las cargas financieras preexistentes no lo hacen viable, por lo que se hace absolutamente necesario adoptar esta decisión”. Según Villa el plan de saneamiento persigue corregir el desequilibrio financiero de la entidad, “ya que aunque en 2011, la EPEL arrojó 209.044 euros de beneficio, es una cantidad insuficiente para hacer frente a los préstamos contraídos para pagar las obras, que ascienden a 327.255 euros, unos 800 euros por día”.

La venta de estas 90 plazas mediante subasta pública permitiría –según Miguel Villa– la cancelación del préstamo hipotecario que grava las plazas vendidas y el pago de las cuotas de amortización del préstamo correspondientes al año en que se produzca la venta y reduciría la carga financiera de la EPEL unos 200.000 euros anuales.

El concejal del PP, José María Morillo, mostró el “radical rechazo de su grupo a esta medida, que supone la venta del corazón del centro de la ciudad”  y pidió que sea el ayuntamiento quien haga frente a los pagos que no pueda atender la EPEL “aunque se tengan que reducir otros capítulos” y sólo se acuda a la venta “como último recurso”. Para los populares se trata de “una privatización de un bien público”.
.

.
.