viernes 30.10.2020

El equipo de gobierno mantiene la incertidumbre sobre la gestión del servicio de aguas

El equipo de gobierno mantiene la incertidumbre sobre la gestión del servicio de aguas
.
A poco más de dos meses para la extinción natural de la empresa mixta Aguas de Lucena, participada en un cincuenta y uno por ciento por el ayuntamiento de Lucena y en el cuarenta y nueve por ciento restante por Aquagest, aún no hay una decisión municipal sobre el futuro de la gestión del servicio de distribución de aguas en baja.
 
Pese a que las negociaciones entre los dos grupos del equipo de gobierno, PSOE e IUCA, se iniciaron hace varios meses, a fecha de hoy no hay decisión sobre la fórmula final que adoptará el servicio. A estas alturas lo único que parece más o menos claro es que no habrá gestión municipal directa, opción propugnada preferentemente por IUCA. Así lo confirmaba esta semana el portavoz de esta formación y segundo teniente de alcalde, Miguel Villa, que reconocía que “dicha opción, pese a ser nuestra preferida, cuenta en estos momentos con escasas opciones de salir adelante”.
 
ALTERNATIVAS
Así las cosas dos son las opciones sobre la mesa: volver a propiciar una empresa mixta público-privada con mayoría municipal, opción por la que se ha decantado siempre el PSOE, o la vía intermedia que supondría una empresa mixta pública formada por el consistorio lucentino y la Diputación Provincial de Córdoba, a través de su empresa provincial de aguas, EMPROACSA, opción que ha logrado reunir un mínimo consenso en el seno del cogobierno y a la que también se ha sumado el PP –actualmente en el gobierno de la Diputación- pero que podría generar algunas pegas jurídicas, máxime tras el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía hace dos años, declarando nula de pleno derecho la decisión de ampliar el plazo de la concesión inicial de Aquagest, transformando la concesión en una empresa mixta, y limitando la vida de ésta a la extinción natural del contrato, e próximo 3 de noviembre.
 
Miguel Villa, reconocía esta semana que ya se han mantenido varias reuniones para explorar esta opción, tanto con la presidenta del ente provincial, María Luisa Ceballos, como con el vicepresidente, Salvador Fuentes, aunque, paralelamente, los servicios jurídicos municipales siguen ultimando el pliego de condiciones económico-administrativas para sacar a licitación el concurso si fuese necesario.
 
A ello se suma la  reciente manifestación pública de la asamblea local del PSOE, que rechazaba mediante una nota de prensa cualquier pacto entre administraciones que no pase por la libre concurrencia de Emproacsa en igualdad de condiciones con otras empresas del sector privado en un concurso público.
 
Según Miguel Villa, “en septiembre habrá una decisión definitiva”. Villa, alcalde en funciones estos días, reconocía a LucenaHoy que “podría darse la circunstancia de que llegado el 3 de noviembre, fecha en la que finaliza la vida administrativa de Aguas de Lucena, el ayuntamiento tenga que asumir en solitario la gestión del servicio al no estar cerrada la gestión del mismo mediante la nueva empresa mixta, cualquiera que sea el socio final del consistorio”.
.