martes 25.01.2022

El mitin de cierre del PSOE fue un homenaje a Araceli Carrillo

El mitin de cierre del PSOE fue un homenaje a Araceli Carrillo
El mitin de cierre del PSOE fue un homenaje a Araceli Carrillo
.
El mitin de cierre de campaña del PSOE en Lucena, celebrado anoche en el Palacio Erisana, tuvo poco de política y mucho de emotividad y homenaje de familiares y simpatizantes socialistas a la lucentina Araceli Carrillo, que encabeza la candidatura de esta formación política al Parlamento Andaluz por Córdoba.

El acto público se convirtió en un homenaje-sorpresa a Araceli Carrillo. Al escenario del Palacio Erisana fueron subiendo Teresa Alonso, responsable de la campaña; el alcalde de Lucena, Juan Pérez; la ex-representante de la alcadía en Jauja, Rosario Gómez; el ex-parlamentario andaluz Juan Cebrián; la hermana de la homenajeada, Barbara Carrillo y su propio hijo, que destacaron el "espíritu luchador", el "trabajo incansable" o la "honradez personal y política" de esta lucentina que en los últimos años ha logrado sobreponerse a una dura enfermedad y liderar la lista de los socialistas cordobeses al Parlamento de Andalucía.

En su intervención, Araceli Carrillo, visiblemente emocionada, agradeció a todos el inesperado homenaje, de forma muy especial a su familia y a Juan Cebrián, que la ha acompañado es estos días por toda la provincia de Córdoba en una campaña en la que, dijo, "me he sentido en muchos momentos sola", y quiso dejar claro que, independientemente de los resultados del próximo domingo "hay Araceli Carrillo para rato". Sólo un toque político en su discurso, al final, para asegurar que el PSOE "tiene argumentos para ganar estas elecciones autonómicas y es necesario confiar en la victoria y trabajar hasta el último momento, porque es posible dar la vuelta a las encuestas".

Su mejor premio de esta campaña –aseguró– será el de "telonear" esta noche a Felipe González, Rubalcaba y Griñán en el mitín de cierre de campaña en Córdoba. El fin de semana estará de nuevo en Lucena, donde votará el próximo domingo.
.
.