miércoles 08.12.2021

Los grupos coinciden en la difícil viabilidad del social-sanitario ahora

Los grupos coinciden en la difícil viabilidad del social-sanitario ahora
Los grupos coinciden en la difícil viabilidad del social-sanitario ahora
.
Como ya anunció LucenaHoy la pasada semana, el pleno municipal aprobó ayer por unanimidad denegar la solicitud de la empresa Vitalia Videga de obtener una nueva prórroga de hasta dos años para iniciar las obras del complejo asistencial del centro socio sanitario de Lucena. Además el pleno daba luz verde al inicio del expediente de revocación del contrato suscrito con la empresa el pasado 20 de enero –por incumplimiento del pliego de condiciones– y la consiguiente incautación del aval de 122.000 entregado por Vitalia como garantía de buen cumplimiento de lo pactado.

El informe jurídico establece que se otorgue –tanto a Vitalia como a la entidad financiera que avaló la operación– un plazo de diez días de audiencia para que puedan realizar las oportunas alegaciones, y señala que no son de recibo las argumentaciones de Vitalia en el sentido de que se habrían visto modificadas las condiciones previas al contrato firmado con el ayuntamiento, dado que, caso de existir dichas condiciones, habrían sido pactadas con la Junta de Andalucía y nunca con el consistorio lucentino, por lo que no serían de aplicación en este caso.

Como ya indicó este medio, los datos del informe fueron presentados la pasada semana a la Plataforma 'Lucena por sus Necesidades Sanitarias' y a los miembros del Consejo Económico y Social, en una reunión a la que también se invitó al PA –que no pudo asistir– y en la se analizaron las distintas alternativas que se presentan al proyecto, votando todos los asistentes a favor de la decisión ratificada ayer por el pleno.

CRITICAS DEL PP
Pese al acuerdo, el PP se mostró muy crítico con la situación que ha derivado en la adopción de esta decisión. Su portavoz, José María Morillo-Velarde dijo que "en este tema ha faltado el compromiso de la Junta de Andalucía". Según el edil popular "la parte social del centro ha terminado siendo un enredo de seis años y de la sanitaria ni se habla". Sobre la posibilidad de seguir adelante con el proyecto con otra empresa, Morillo-Velarde dijo que "si no es mediante un convenio a tres partes entre Ayuntamiento, Junta y empresa, se trataría de una residencia privada sobre un suelo municipal". Según el PP "este proyecto posiblemente ya no sea viable" por lo que pidió que "se centren todos los esfuerzos en la parte sanitaria".

Por su parte, el concejal de Servicios Sociales, Carlos Villa, indicó que "gran parte de la culpa de esta situación obedece a los recortes del PP sobre la ley de Dependencia, que limita las posibilidades de la Junta de firmar nuevos conciertos de plazas". Según Villa, "no sería nada malo" que se crease una residencia privada sobre este suelo municipal mediante concesión demanial "como el PP propuso para el parking de la Plaza Nueva o se hace con las autopistas", indicando que "el edificio revertiría al ayuntamiento tras el plazo de concesión y se crearían numerosos puestos de trabajo". No obstante, Villa reconoció que en estos momentos el proyecto de la parte social está en una situación complicada "ya que hay numerosas residencias privadas que han bajado sus precios un cincuenta por ciento y aún así tienen plazas vacantes", para concluir indicando que "el equipo de gobierno ha hecho todo lo que estaba en su mano para que el proyecto saliese adelante".

Morillo-Velarde calificó como "sorprendente" la postura de IU y recordó que los terrenos se obtuvieron "mediante expropiación y para un fin concreto, lo que podría dar lugar a que los antiguos propietarios pudieran solicitar la reversión de los mismos si el proyecto no se lleva a cabo" y lamentó el "alto coste que tuvieron los accesos para el ayuntamiento de Lucena, que lo pagó todo pese a no corresponderle realizar esta obra, mientras tenemos un auditorio municipal sin accesos". En este punto, Manuel Gutiérrez recordó que IU se mostró en su día contraria a la realización de estos accesos, que junto al PP, consideró "una obra electoralista del ex-alcalde, José Luis Bergillos, para poder presentarse a las elecciones tras vincular su presencia en los comicios a la ejecución del centro".

Para Miguel Villa, "más grave que este cambio de postura de IU es el hecho de que el PP andaluz dijese que construiría un hospital si conseguía la alcadía de Lucena y se olvidara del proyecto tras no obtenerla". Tras el debate, Carlos Villa aseguraba que el ayuntamiento no abandona la intención de contar con esta infraestructura.
.
.