viernes 14.05.2021

El PP tilda de "abuso" la concesión de guardias complementarias a cuatro trabajadores municipales

El PP tilda de "abuso" la concesión de guardias complementarias a cuatro trabajadores municipales
El PP tilda de "abuso" la concesión de guardias complementarias a cuatro trabajadores municipales
El punto 23 del orden del día de Pleno del Ayuntamiento de Lucena desarrollado este martes, día 31 de marzo, generó un intenso y acalorado debate entre el concejal del Partido Popular, Julián Ranchal, y, principalmente, Miguel Villa, responsable de la Delegación de Obras y Servicios. El asunto a tratar se refería a una propuesta del citado departamento sobre prestación y retribución de determinados servicios de guardias, complementarios a los acordados en la sesión del mes de diciembre de 2013. En este caso, la cuestión afectaba a cuatro trabajadores de los servicios operativos del Consistorio en labores de coordinación, supervisión y apoyo. El grupo del PP se posicionó en contra, tanto de la inclusión del asunto en la orden del día, como de la proposición en sí misma y la calificó de "innecesaria y abusiva". Por el contrario, PSOE e IU votaron a favor en ambas ocasiones.

En primer lugar, Julián Ranchal agradeció que "después de un año y tres meses" el tema se trasladarla al Pleno. "Debió traerse desde un principio", añadió. "Es vergonzoso con respecto al resto de personal del Ayuntamiento, se le paga este dinero –1.200 euros mensuales en total– a cuatro señores en concreto y no hay rotación". En la misma línea, el edil del PP tachó de "desorbitadas" las guardias.

Posteriormente, recordó que, a finales de 2013, se aprobó "un reglamento de guardias en los servicios operativos de mantenimiento y limpieza consistente en un oficial electricista, un oficial fontanero y dos operarios de guardia general". Por ello, Ranchal criticó que "para que supervise y apoye al electricista, se nombra a un encargado que no tiene por qué ser electricista o fontanero y otra guardia más, correspondiente a un técnico, el máximo responsable, para coordinar al personal de apoyo y supervisión".
 
En su conclusión, preguntó que si "para apoyar a una persona hacen falta dos mandos superiores; jefes de servicios operativos y otros dos encargados, turnándose cada 15 días y con 316 euros en dicho período". Así, aseveró que le parecía "vergonzoso" porque se "ha de velar por que el dinero se gaste convenientemente". Finalmente, solicitó que constará en acta su petición para saber "cómo se ha podido pagar eso, de qué modo se han satisfecho las cantidades sin haberlo acordado el Pleno y sin haber pasado por mesa de negociación" y se dirigió tanto a la sección de Recursos Humanos como a la interventora y al secretario".

En su intervención, Miguel Villa sostuvo que Ranchal "está en contra de cómo el equipo de Gobierno –y él mismo– organizan los servicios, de manera totalmente ofensiva para los trabajadores del Ayuntamiento que ahora mismo –por este martes- están barriendo y limpiando para el lucimiento de la Semana Santa y el mantenimiento de la ciudad". Esta afirmación la negó rotundamente Julián Ranchal.

Seguidamente, el concejal de IU leyó un fragmento del informe emitido a tal efecto de la jefa del área de Recursos Humanos. "Queda clara la legalidad del mismo –apuntó Villa". Según el texto, "la propuesta de realización de guardas está debidamente motivada por lo que no se aprecia que se pueda llegar a arbitrariedad o desviación de poder". Por último, recalcó que "hay cobertura legal dentro del ejercicio de las potestades de autoorganización y sin infracción del ordenamiento jurídico". 
 
En el punto siguiente, número 24, el Pleno desestimó el recurso de reposición del trabajador municipal Francisco Bermúdez Cantudo contra el acuerdo de extinción de la Gerencia Municipal de Urbanismo. El grupo político del Partido Popular se mostró en contra de que se debatiera dicha cuestión y pidió su retirada del orden del día, ya que, según indicaron, conocieron el informe del secretario el pasado lunes, a pesar de que la reclamación la registró Bermúdez 40 días antes. El equipo de Gobierno, partidario de rechazar los argumentos del recurrente frente a la postura del PP, mantuvo que el documento del secretario estaba disponible desde el viernes. El recurso fue rechazado con los votos del equipo de gobierno y el demandante aguardó al final de la sesión para pedir la palabra y solicitar las razones objetivas de dicho rechazo, siendo remitido a un informe posterior.