Miércoles 11.12.2019

El SAT tacha de "esperpento" la actuación del PP con Servimán y critica su "alergia" a los sindicatos

El SAT tacha de "esperpento" la actuación del PP con Servimán y critica su "alergia" a los sindicatos
La delegación en Lucena del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) emitió este lunes un comunicado de prensa para "dejar constancia ante la opinión pública" de su valoración sobre la reunión convocada por el grupo municipal del Partido Popular con los extrabajadores de Servimán el pasado 9 de julio. El colectivo califica de "esperpento" el proceder de los populares en este asunto y sostiene que demuestra "su alergia" a los sindicatos.

Según el SAT, "el PP ha decidido no formalizar la demandada anunciada en el mes de abril sobre la disolución de Servimán para evitarse un ridículo tremendo". El colectivo afirma que "las diligencias habrían sido archivadas" porque "el ausentarse del pleno durante la votación del acuerdo" supone que el voto se computase "como una abstención" y "por lo tanto no se podía impugnar el acuerdo ante los tribunales".

De este modo, y en palabras de dicha asociación en relación al PP "su intento de notoriedad tenía un camino muy corto y han decidido acortarlo todavía más antes de inmolarse públicamente". Para el SAT, "la única voluntad del PP ha sido la de desgastar políticamente al equipo de Gobierno municipal sin pesarles la incertidumbre y la preocupación creada en los trabajadores afectados por este asunto".

La única consecuencia de los movimientos del Partido Popular ha sido la de "retratarse como una oposición desleal con su ciudad y como los más firmes defensores del 'todo vale' para alcanzar el poder, pese a tener que pasar por encima de los propios trabajadores", de acuerdo a la visión del SAT.

Del mismo modo, subrayan "la sorpresa" que les provocó la asamblea y el interés que suscita el tema al PP a escasas fechas de las elecciones porque "con anterioridad se convocaron diversas reuniones entre los delegados sindicales y grupos políticos municipales sin que ninguno de sus ediles acudiesen a ellas, siendo el único grupo político no presente". Por último, apuntan que "debería haber existido un contacto con el comité de empresa y los delegados sindicales para que estos, legítimos representantes de los trabajadores, trasladasen su opinión a los interesados".