Martes 22.10.2019

El sindicato SAT y "Stop Desahucios" celebran una concentración bajo el eslogan "Pan, trabajo y soberanía" (fotos)

El sindicato SAT y "Stop Desahucios" celebran una concentración bajo el eslogan "Pan, trabajo y soberanía" (fotos)
 
El Sindicato Andaluz de Trabajadores celebró ayer a las puertas del ayuntamiento de Lucena una concentración con motivo del 4 de Diciembre, para este sindicato Día Nacional de Andalucía, en conmemoración del 4 de Diciembre de 1977, en el que más de dos millones de andaluces y andaluzas salieron a las calles a exigir autogobierno.
 
Bajo el eslogan "Pan, trabajo y soberanía", la concentración, a la que se sumó la plataforma "Stop Desahucios" y en la que también se dejaron ver miembros de Izquierda Unida y Podemos, concluyó con la lectura de un manifiesto en el que se reivindica el derecho a decidir, "porque debe ser el pueblo andaluz en pleno ejercicio de su soberanía quien decida sobre las bases militares en nuestro suelo, quien decida sobre sus tierras, hoy en día mal explotadas, y cuyos beneficios van a una minoría privilegiada".
 
El SAT se manifestó además "contra los recortes sociales vengan de donde vengan y los haga quien los haga" y para pedir "reparto del trabajo, cumplimiento de los convenios, acabar con el requisito de las peonadas para cobrar el subsidio agrario, creación de empleo de calidad, lucha por la educación y la sanidad públicas y derechos sociales".
 
El sindicato aseguró que "nos enfrentaremos a quienes recortan ... esa casta que impide ejercer la soberanía al pueblo andaluz, la que nos repite día a día que somos incapaces de optar a algo mejor en nuestra tierra que al paro y las subvenciones, que nos llama incultos o le dice a la juventud que para huir del paro tiene que emigrar, La misma casta que regala a la Iglesia nuestro patrimonio histórico, porque no se puede hablar de democracia cuando no hay comida en la mesa de cada casa; porque no se puede hablar de democracia mientras cada familia no tenga asegurado un puesto de trabajo que ayude a llevar el pan, teniendo que aguantar sin rechistar la explotación a la que le somete un jefe que acaba llevándose el dinero que ha ganado el trabajador con su sudor".
 
La concentración concluyó con un minuto de silencio en memoria del malagueño Manuel José García Caparros, asesinado en las manifestaciones del 4 de diciembre de 1977.
 

Comentarios