domingo 05.12.2021
Lucena Hoy

SUBE DE TONO LA POLÉMICA SOBRE EL RELOJ DE LA PLAZA NUEVA

VÍDEO: Del Espino acusa a Ciudadanos de defender "intereses particulares" con el reloj de la Plaza Nueva y asegura que el relojero decidió "dejarlo parado el 1 de agosto y renunciar a seguir"

Una nueva empresa se personó ayer en el reloj para volver a ponerlo en marcha, descubriendo que la maquinaria fue construida en 1921 y tiene, por tanto, un siglo.
Sube el tono de la polémica entre PSOE y Ciudadanos a cuenta del reloj de la Plaza Nueva: Las declaraciones de César del Espino.
VÍDEO: Del Espino acusa a Ciudadanos de defender "intereses particulares" con el reloj de la Plaza Nueva y asegura que el relojero decidió "dejarlo parado el 1 de agosto y renunciar a seguir"

El centenario reloj de la Plaza Nueva sigue marcando las horas de la ciudad ajeno a la polémica política en la que se ha convertido la licitación de los servicios de mantenimiento del mismo, poniendo fin a varias décadas en los que estos quehaceres han sido realizados por una empresa local.

Hoy el edil de Servicios Operativos, César del Espino, ha explicado la causa de que el reloj permaneciese parado durante dos días. Según el concejal socialista, la empresa de relojería que venía prestando sus servicios decidió, de forma unilateral, dejar de ocuparse del mismo, comunicando esta decisión al consistorio a través de una comunicación "irregular, sin pasar por registro de entrada, y enviada, horas después de que el reloj se hubiese parado, a través de un correo electrónico del grupo municipal Ciudadanos".

Según Del Espino la empresa manifestaba "literalmente" su decisión de "dejar parado el reloj a partir del 1 de agosto y renunciar a seguir realizando las tareas que nos corresponden".  El edil lucentino ha señalado hoy que "no son formas de trabajar con una administración", añadiendo que "por una mera cuestión económica derivada de un procedimiento absolutamente legal, este relojero ha decidido no seguir con el mantenimiento y parar el reloj".  Para César del Espino se trata de una forma de actuar "inaceptable y del todo improcedente"

Tras esta situación, y para evitar que el reloj se quedase parado, el Ayuntamiento contactó con otra empresa, Campana y Rosas, de Torredonjimeno, que ayer a las 8 de la mañana volvió a poner en marcha el reloj.

El concejal de Servicios Operativos ha señalado que esta empresa ha resultado estar formada por descendientes de la firma que lo construyó, Roses Hermanos, de Valencia, y como fruto de su trabajo se ha descubierto que la maquinaria es más antigua de lo que se pensaba, concretamente de 1921, fecha que aparece estampada en una de las campanas, y que permite saber que el reloj cumple este año un siglo de su fabricación, aunque date de 1928 su instalación en la torre de la casa consistorial lucentina.

César del Espino ha explicado que ya se ha solicitado a esta empresa un presupuesto para proceder a la renovación de las cuatro esferas, muy deterioradas, y anunció que la nueva licitación en curso incluirá cambios, ya que esta firma de relojería ha planteado dos alternativas que permitirán prescindir de dar cuerda semanalmente, al menos con personal externo. La primera consiste en formar a un empleado municipal para que lo haga, la segunda instalar un motor que permitar realizar este trabajo de forma automática, con lo que el nuevo concurso prescindirá de las horas previstas semanalmente para este cometido y reducirá el servicio a una serie de visitas para mantenimiento general.

El miembro del equipo de gobierno ha acusado a Ciudadanos de "defender intereses particulares de una empresa y ponerlos por delante del interés general de la ciudadanía", aunque , añadió, "esta vez les ha salido mal", para concluir asegurando que "nosotros vamos a cuidar el reloj, siguiendo la legalidad vigente y por encima de intereses particulares".

Comentarios