Miércoles 20.11.2019

Fracasa el segundo intento de vender parte del parking

Fracasa el segundo intento de vender parte del parking
.
A medio día de hoy se cerró el plazo para la venta de las 92 plazas de parking que ponía a la venta la Entidad Pública Empresarial Local “Aparcamientos de Lucena” para intentar aminorar la carga financiera que arrastra desde el estacionamiento subterráneo de la Plaza Nueva, cercana a los ocho millones de euros, que cada día suponen unos intereses de más de 800 euros.

Según ha explicado a LucenaHoy el concejal de Urbanismo, Miguel Villa, “salvo que se haya presentado alguna oferta por correo, una vez concluido el plazo solo se han llegado tres solicitudes, para un total de cuatro plazas, por lo que, dado que no se han cubierto las veinte plazas que se estipulaban como número mínimo para iniciar el procedimiento  de enajenación, no se venderá ninguna“.

Según el concejal de IU y presidente de la EPEL, “con cuatro plazas no se cubriría el objetivo final de esta operación, que no es otro que obtener dinero para el pago de uno de los préstamos existentes, por lo que la operación queda aportada y habrá que estudiar otras alternativas para aliviar la ingente carga financiera que soporta la empresa”.

Las plazas de parking salían a la venta a un precio de entre 14.110 y 15.110 euros, en función de su ubicación en las plantas tercera y cuarta del parking. Sin embargo, Villa considera que el fracaso de esta segunda tentativa para dejar una parte de edificio en manos privadas, puede haber tenido mucho que ver con la postura mantenida por el PP, que siempre ha sido contrario a la venta, señalando que en caso de obtener la alcaldía en los próximos años expropiaría las plazas vendidas “e incluso –apuntó Villa– ha llegado a amenazar con llevar el procedimiento de enajenación a la Fiscalía”.
CRÍTICAS AL PP
En este sentido, Villa indicó que “ningún grupo politico era partidario de vender, aunque esta era la opción más clara para salvar la pésima situación económica de la EPEL”. Por ello, el responsable de la empresa municipal ha lamentado “que el PP haya hecho todo lo posible por perjudicar el procedimiento, usando una fórmula impropia de un partido que se presenta como democrático y usa la vía de la injuria, presumiendo que hemos cometido un delito en lugar de respetar una decisión adoptada en el pleno”. Villa se preguntaba “cuál era el delito cometido" y si el PP seguirá adelante con lo anunciado.
La decisión de vender  formaba parte del plan de saneamiento de la EPEL y era continuación de la aprobada hace más de un año para desafectar del dominio público 200 plazas de aparcamiento. No obstante, en aquel momento se decidió esperar hasta ver si la situación financiera de la EPEL mejoraba, algo que no ha ocurrido, lo que, a juicio del equipo de gobierno PSOE-IU hacía “absolutamente necesario adoptar esta decisión”. La venta de estas 90 plazas habría permitido reducir la carga financiera de la EPEL unos 200.000 euros anuales. Ahora, presumiblemente, deberá ser el ayuntamiento el que haga frente a esa cantidad.
.
.