martes 11.05.2021

Francisco Rodríguez recuerda en "Diario de un político acorralao" la llegada a la alcaldía del PSOE, en 1987

Francisco Rodríguez recuerda en "Diario de un político acorralao" la llegada a la alcaldía del PSOE, en 1987
Francisco Rodríguez recuerda en "Diario de un político acorralao" la llegada a la alcaldía del PSOE, en 1987
 
El 30 de junio de 1987 se constituía la tercera corporación municipal de la democracia en Lucena. Hasta ese momento, la ciudad solo había conocido un alcalde votado en las urnas, Pepe Gutiérrez, primero con UCD y cuatro años después bajo las siglas de Alianza Popular.
 
Las elecciones habían deparado una victoria sin mayoría absoluta a Gutiérrez y su partido con un total de diez concejales, por ocho del PSOE liderado por Miguel Sánchez, 2 de IUCA y uno del CDS, Francisco Rodríguez Aguilera. El nerviosismo en el salón de plenos, repleto de público, era total ante la incertidumbre del resultado de la votación. Rodríguez tenía en su mano la decisión sobre el color del nuevo equipo de gobierno: la continuidad de la derecha o un gobierno de coalición de izquierdas. Al final su voto fue para esta segunda opción y la tensión estalló en reproches por una parte de los asistentes.
 
Esa tensión se traduciría en las semanas y meses siguientes en insultos y amenazas hacia Francisco Rodríguez, que incluso llegaron a materializarse en denuncias en el juzgado. Esa situación y las que rodearon este episodio de la historia reciente de nuestra ciudad forman parte del libro Diario de un político 'acorralao', publicado por la librería Juan de Mairena, que ayer presentaron en el salón de actos del conservatorio su autor, Francisco Rodríguez, junto al editor de la obra, José Trapiello "Pipo" –testigo directo de esos hechos como concejal de IUCA– y el coordinador general de IUCA y flamante candidato de esta formación a la presidencia de la Junta de Andalucía, Antonio Maíllo, que firma el prólogo y que aquel día, con 20 años de edad, fue uno de los asistentes a aquel pleno y, como cuenta en una anécdota incluida en el mismo, receptor en sus propias carnes de alguna frase desaforada por parte de algún seguidor de AP.
 
Para Maíllo, este capítulo de la democracía en Lucena marcó un antes y un después, "un cambio necesario" y un momento de "evolución" para la sociedad lucentina que permitió acabar con una "asfixiante hegemonía conservadora que buscaba universalizar algunos valores tradicionales de la derecha, pretendiendo identificar con los mismos a todo el pueblo de Lucena", una oportunidad para la "cultura de la alternancia y de la política de coaliciones en los gobiernos municipales" que después se ha repetido en distintas ocasiones, y "un esfuerzo cívico y colectivo de la ciudad por salir de la cueva" valiéndose para ello de las reglas que otorgaba y otorga la democracia y que hoy, considera Maíllo, "se han ido desgastando" y precisan un esfuerzo de renovación, "un nuevo compromiso ético, una nueva forma de hacer política basada en los valores". El líder de IU en Andalucía aseguró que "ha sido un placer haber podido aportar mi colaboración a este libro" que calificó como "un hecho de justicia histórica".
 
Por su parte, el autor comenzó recordando y rindiendo homenaje a Adolfo Suárez "que desmontó la dictadura en pocos años y tuvo la valentía de dimitir en un país donde no dimite nadie". Aseguró Rodríguez que, pocas veces, ha tenido la oportunidad de contar que le llevó a optar por un gobierno de izquierdas para Lucena y manifestó que la oportunidad que brindaba el PSOE de evitar la instalación en Lucena del pretendido reformatorio de Los Santos fue una de las cuestiones que más le empujaron a pactar con los grupos de izquierdas. "Cuatro días después de tomar posesión, Miguel Sánchez y yo viajamos a Madrid para entrevistarnos con María Teresa de la Vega, entonces directora de instituciones penitenciarias, con la ayuda de Miguel Cuenca Valdivia, y volvimos con el compromiso de que el reformatorio no se llevaría a cabo", indicó Rodríguez, que quiso recordar a "algunos grandes políticos de Lucena en estos años de democracia, como Pipo, los desaparecidos Juan Luna y Antonio Ruiz-Canela, o el actual alcalde".
 
El acto se cerró con una breve intervención musical al piano de Francisco Javier Rodriguez Huertas, hijo del autor.
 
El libro, reflejo de una etapa de la democracia municipal en Lucena, con abundantes fotos y recortes de prensa de la época, puede adquirirse desde hoy en la librería Juan de Mairena (Pipo) y otras librerías de la ciudad.