sábado 21.05.2022
Lucena Hoy

CUEVA DEL ÁNGEL

La Fundación de la Cueva del Ángel entrega los restos óseos que mantenía en cámaras "para preservar el ADN" y critica el papel del Ayuntamiento en el conflicto con la Junta

Asegura que han presentado un nuevo equipo de investigación formado por 44 investigadores internacional de prestigio frente a la intención municipal de derivar el proyecto a la Universidad de Córdoba
cueva del angel
Francisco Bermúdez y Francisco López Salamanca junto a los restos remitidos hoy a Córdoba
La Fundación de la Cueva del Ángel entrega los restos óseos que mantenía en cámaras "para preservar el ADN" y critica el papel del Ayuntamiento en el conflicto con la Junta

La Fundación Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana ha procedido hoy al depósito de los restos óseos humanos encontrados en el marco de la última campaña de excavaciones, que mantenía en las cámaras frigoríficas de su sede, en un edificio municipal del complejo administrativo de los Santos.

La colección de huesos humanos entregada a la Junta de Andalucía está compuesta por 5750 piezas, inventariadas y guardadas en 93 cajas y 584 bolsas. Cada pieza posee un número de registro y una etiqueta plástica con los datos de identificación y se une al resto de material arqueológico y paleontológico recuperado desde la  primera campaña en 1995, hasta la última en 2016, actualmente depositada en el silo de cereales de Córdoba que usa Cultura como depósito.

En rueda de prensa previa, Francisco López Salamanca, Secretario de la Fundación y Cronista Oficial de Lucena, y Francisco Bermúdez, miembro del equipo de investigación que ha dirigido Cecilio Barroso, ausente por enfermedad, han explicado el retraso en la entrega de estos restos óseos se ha debido a varios factores, siendo el fundamental la propia investigación de los huesos, estudio realizado "de modo altruista, ya que ninguna administración, ya sea municipal o autonómica han asumido el coste de esta".

Además la Fundación alega que "ha estado esperando respuesta a la petición de dotar el silo de frigoríficos, para la conservación óptima del ADN antiguo, detectado en porcentajes importantes en dichos huesos", apelando "a la responsabilidad que tiene la consejería de Cultura de preservar el Patrimonio Genético de los ancestros de las poblaciones actuales". Así, a la espera de una respuesta que según la fundación no se ha producido, los restos se han mantenido "en condiciones climáticas óptimas, permitiendo le obtención de ADN antiguo de una veintena de huesos, y la realización de estudios genéticos cuyas conclusiones están recogidas en dos publicaciones en revistas científicas internacionales como Science. 

Respecto a la entrega del futuro proyecto de investigación en la Cueva del Ángel a la Universidad de Córdoba, anunciado por el alcalde de Lucena y consensuado por todos los grupos políticos municipales, la Fundación ha explicado que tras dos reuniones con el alcalde en octubre y noviembre de 2021 presentó al regidor lucentino una propuesta de equipo de investigación "con el objetivo de desbloquear la actual situación y reiniciar los trabajos en el yacimiento en 2022".

En ese equipo figuran 45 investigadores de distintas nacionalidades, tanto nuevos como veteranos, destacando la ausencia de Cecilio Barroso, artífice del descubrimiento del yacimiento de la cueva del Ángel, y que ha liderado durante 25 años los diferentes proyectos de investigación y la dirección del mismo por parte de Sophie Gregorie, prestigiosa investigadora francesa muy ligada al yacimiento desde hace años, especializada en poblaciones del Pleistoceno Inferior y Medio y directora del Centro Europeo de Investigaciones prehistóricas de Tautavel, uno de los más importantes del mundo en su género. Según han explicado López y Bermúdez, esta propuesta no ha sido tenida en consideración por el Ayuntamiento. De hecho, el propio alcalde, Juan Pérez, confirmaba esta misma semana la intención de formalizar el convenio con la UCO de cara al nuevo proyecto. 

En este sentido, la Fundación ha indicado que "no es incompatible la presencia de investigadores de dicha universidad en el equipo que finalmente se pudiera configurar", como ha venido haciendo desde hace 25 años, recordando no obstante, que durante este tiempo "nunca se ha recibido petición alguna de profesionales de dicha universidad, quizás porque el ámbito de investigación del yacimiento lucentino está muy alejado de los intereses científicos de dicha institución". 

Francisco Bermúdez incluso ha señalado que el Área de Prehistoria de la UCO está formada por 4 profesores, "de los que solo uno ha pisado el yacimiento", mostrando dudas sobre la posibilidad de que esta entidad de forma a un proyecto de investigación de garantía como el propuesto por la fundación.

Finalmente, respecto a la presentación de la Memoria del último periodo de excavaciones que exige la Consejería como paso previo a la autorización de un nuevo proyecto, se ha puesto de manifiesto que "en 2019 estas memorias ya fueron presentadas con un total de unas 800 páginas, siendo rechazadas en su integridad por los técnicos de la Dirección General", rechazándose así mismo todas las alegaciones formuladas por el redactor, pese a lo cual se decidió por parte de la Fundación reiniciar de nuevo la elaboración de las mismas, dando como resultado una memoria de unas 2000 páginas, cuya entrega "se ha retrasado a la espera de solucionar el futuro próximo del PGI de la cueva del Ángel". En este sentido tanto Francisco López como Francisco Bermúdez han indicado que este es un tema que atañe exclusivamente al director de la excavación, Cecilio Barroso, sin poder confirmar si la memoria será finalmente entregada. 

No obstante, los dos representantes de la Fundación se han mostrado contrariados con la "falta de apoyo" encontrada en el Ayuntamiento de Lucena para desbloquear este tema, considerando que ha sido la indisposición injustificada de la administración autonómica frente a la continuidad de Cecilio Barroso al frente de este proyecto, la principal causa del actual bloqueo de cualquier actuación en este importante yacimiento del Paleolítico Medio, en vías de ser declarado Bien de Interés Cultura y para el que han pedido su declaración como Patrimonio de la Humanidad.