sábado 04.12.2021
Lucena Hoy

CHARE DE LUCENA

Francis Aguilar señala que la licitación de las obras del hospital dispondrá de una "partida abierta" para 2022 en el presupuesto del SAS y critica la demora del soterramiento de la línea de alta tensión

línea de alta tensión
Línea de alta tensión que sobrevuela los terrenos del futuro hospital de Lucena
Francis Aguilar señala que la licitación de las obras del hospital dispondrá de una "partida abierta" para 2022 en el presupuesto del SAS y critica la demora del soterramiento de la línea de alta tensión

El portavoz municipal del PP, Francis Aguilar, ha señalado hoy en rueda de prensa, que, aunque el futuro centro hospitalario de alta resolución y especialidades (CHARE) de Lucena no figura en el paquete de inversiones provincializadas de la Consejería de Salud y Familias incluidas en el borador de los Presupuestos de la Junta de Andalucía para 2022, dado a conocer el pasado viernes por el Consejero, Jesús Aguirre, el Servicio Andaluz de Salud sí incorpora una "partida abierta" con una dotación inicial de 210.818 euros de cara a la licitación de las obras, susceptible de ser ampliada en función de las necesidades, toda vez que el Ayuntamiento de Lucena no ha cubierto aún su compromiso de soterrar la líea de alta tensión que atraviesa los terrenos y no se prevé que esta actuación concluya hasta mediados de 2022 "si no hay nuevos contratiempos".

Aguilar ha explicado a LucenaHoy que la Delegada Territorial de Salud, María Jesús Botella, ya se interesó hace unas semanas por la marcha de estas obras de soterramiento de cara a la elaboración de los presupuestos. No obstante, según el portavoz popular, la Junta también baraja consignar, al menos una parte de la construcción del hospital, con cargo a los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Unión Europea que corresponderán a Andalucía, cuya cuantía y distribución se desconoce por el momento.

A primeros de abril de este mismo año, el propio Consejero, Jesús Aguirre, aseguraba en sede parlamentaria que era voluntad del gobierno andaluz reactivar este proyecto y adelantaba que se estaba "avanzando en el proceso de licitación de las obras", añadiendo que los plazos podrían cifrarse en "dos meses para la preparación de los expedientes de contratación, siete meses para el desarrollo del procedimiento de adjudicación, dos meses más para el replanteo e inicio de obra y 36 meses para la ejecución de las mismas", apuntando la posibilidad de que los trabajos pudieran iniciarse entre el primer y el segundo trimestre de 2022, algo que, a la vista del camino recorrido a estas alturas del año y de la partida presupuestaria consignada hasta ahora se antoja ya imposible. 

No obstante, según Aguilar, ese compromiso de solapar la licitación de las obras con el soterramiento de la línea de alta tensión queda reflejado en la incorporación de la mencionada partida de 210.818 euros en las orgánicas del presupuesto del SAS para el próximo ejercicio.

LA LICITACIÓN DEL SOTERRAMIENTO SIGUE A LA ESPERA DEL PROYECTO

La ejecución por parte del ayuntamiento del soterramiento de la línea de alta tensión que atraviesa los terrenos, incluida en el protocolo de colaboración entre el consistorio lucentino y el Servicio Andaluz de Salud como obligación municipal, ha sido hasta ahora esgrimida como excusa oficial para que Salud no pise el acelerador de este esperado proyecto. Esta misma mañana, Francis Aguilar, señalaba que "si el ayuntamiento hubiese cuplido ya con esta obligación, posiblemente no estaríamos hablando de esto"

Y es que estos trabajos tampoco avanzan con la diligencia a lo que cabía esperar y el ayuntamiento no solo no ha podido licitar las obras, sino que –al menos hasta el viernes– ni siquiera contaba con la redacción del proyecto, adjudicada a primeros de junio a Servicios Auxiliares de Telecomunicación SA, que contaba con 45 días desde la firma del contrato para entregar el estudio.

Así, a finales de septiembre el edil de Urbanismo, César del Espino, explicaba en el pleno que la empresa había planteado un recorrido alternativo al trazado inicialmente previsto atendiendo a criterios técnicos, que tenía que ser previamente aceptada por Endesa. Anunciaba Del Espino un retraso de "entre una semana y diez días" que se ha dilatado en el tiempo a la espera de la autorización de la eléctrica. El ayuntamiento espera tener el proyecto final esta semana. La única buena noticia es que el nuevo trazado recortará el presupuesto de esta operación, inicialmente previsto en 1,2 millones de euros.

El edil socialista indicaba a este periódico el pasado sábado que se está explorando la posibilidad de que la licitación de las obras de soterramiento pueda realizarse por vía de urgencia para acortar los plazos, aunque todo apunta a que, en el mejor de los casos, serán necesarios al menos tres meses para ver el inicio de unas obras que contarán con un plazo de ejecución no inferior a otros cinco meses más. Queda lejos, por tanto, la intención municipal de entregar las obras en el primer trimestre de 2022.

Entre 'dimes y diretes' lo cierto es que se han cumplido ya más de quince años de aquel 6 de abril de 2006 en el que el pueblo de Lucena fue protagonista de la mayor manifestación popular de su historia y entre 15.000 y 20.000 ciudadanos, según las fuentes, salieron a la calle bajo el eslogan «Lucena por su hospital».

26 MILLONES DE EUROS DE PRESUPUESTO

De ese hospital se sabe que contará con un presupuesto global de 26 millones de euros, incluidos 7 millones para el equipamiento y dotación tecnológica y que el actual gobierno de la Junta de Andalucía asumirá el plan funcional firmado por la Dirección General de Atención Sanitaria el 5 de septiembre de 2018, que contemplaba 20 habitaciones individuales en unidades polivalentes, 19 módulos de especialidades, radiodiagnóstico, dos quirófanos o puntos de urgencia avanzada que aglutinarán las actuales urgencias del centro de salud Lucena I y la unidad del 061, entre otros servicios. Lo que los lucentinos se preguntan es cuándo se iniciarán las obras.