domingo 05.07.2020
Lucena Hoy

SERVICIOS SOCIALES

Ciudadanos Lucena acusa a Carmen Gallardo de "boicotear" la tarjeta monedero de la Junta e impedir una reunión con la Directora del Centro de Servicios Sociales

Jesús López y Araceli García Nieto esta mañana
Jesús López y Araceli García Nieto esta mañana
Ciudadanos Lucena acusa a Carmen Gallardo de "boicotear" la tarjeta monedero de la Junta e impedir una reunión con la Directora del Centro de Servicios Sociales

El portavoz de Ciudadanos en el ayuntamiento de Lucena, Jesús López, ha acusado hoy al equipo de gobierno socialista y, particularmente, a la concejala de Servicios Sociales, Carmen Gallardo, de "sumarse a la campaña de otros ayuntamientos socialistas contra la puesta en marcha de la tarjeta monedero", una iniciativa de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación del gobierno andaluz para facilitar ayudas económicas directas a familias afectadas por las consecuencias económicas provocadas por la crisis del coronavirus.

López ha indicado que, "tras tener conocimiento a través de la prensa de que el PSOE andaluz había orquestado una campaña de boicot a estas tarjetas, dando instrucciones desde sus ayuntamientos para que los técnicos de Servicios Sociales no acudieran a las reuniones convocadas por la Consejería" para formarles en los trámites y la gestión de las solicitudes, su grupo ha podido comprobar "por fuentes directas" que "también nuestras técnicas de servicios sociales han faltado a esa reunión tan necesaria".

Ante esta situación, Ciudadanos solicitó el pasado lunes "una reunión con la directora del Centro Municipal de Servicios Sociales" para preguntar "porqué no acudieron y si recibieron alguna presión por parte de la concejala, Carmen Gallardo o desde el equipo de gobierno". Según el portavoz de la formación naranja "para nuestro estupor, la directora del centro nos indicó que no nos podía recibir porque la propia concejal se lo había impedido, indicándole que no podía atender a los políticos sin su supervisión".

Jesús López ha asegurado que estos hechos "evidencian una falta de talante democrático muy grave por parte de la concejala de Servicios Sociales, un ánimo de politizar la administración y una obstrucción y censura a nuestro trabajo fiscalizador de la gestión municipal", por lo que aseguró que "si el alcalde no está al corriente de estos hechos le pedimos que la llame al orden, ya que son hechos graves y motivo de reprobación".

El portavoz de Ciudadanos se ha mostrado "profundamente decepcionado" por esta actitud de Gallardo, que, a su juicio, choca con la "permanente disponibilidad" de su grupo "para hacer política útil a los ciudadanos, alcanzando acuerdos" e intenta "entorpecer nuestro trabajo y la puesta en marcha de una tarjeta que va en beneficio de familias que necesitan esta ayuda incluso para comer".

Jesús López ha exigido "una explicación" de estos hechos y anunció "una contundente oposición" si la misma no se produce. 

LA TARJETA MODENERO

Araceli García Nieto, concejala de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Lucena, ha señalado que la tarjeta monedero es una de las medidas con las que el Gobierno andaluz del PP y Ciudadanos pretende paliar los efectos más severos de la crisis del coronavirus, beneficiando a unas 20.000 familias que deberían tener garantizada una cesta de la compra básica.

Las tarjetas monedero tienen como beneficiarias a las familias afectadas por las consecuencias económicas provocadas por la crisis del coronavirus: personas incluidas en ERTE, que hayan disminuido ostensiblemente sus ingresos, que hayan sufrido el despido de su puesto de trabajo durante la pandemia, andaluces retornadas, familias monoparentales con menores a cargo, unipersonales y, en general, todas aquellas personas que por su situación de vulnerabilidad necesiten de esta ayuda. Según García, en Córdoba esta tarjeta beneficiará a unas 3.000 familias, con un presupuesto de 2 millones de euros. Las tarjetas se recargarán mensualmente durante un periodo inicial de cuatro meses y contarán con un importe de entre 150 y 250 euros, en función del número de miembros de la unidad familiar.

La medida fue aprobada en el Consejo de Gobierno del pasado 29 de abril, con un presupuesto de 17 millones de euros, con carácter urgente y con la previsión de que pudiese estar en funcionamiento en el menor tiempo posible.