sábado 28.05.2022

Villa, sorprendido por el revuelo sobre la cruz, que se colocará en la portada de S. Miguel

Villa, sorprendido por el revuelo sobre la cruz, que se colocará en la portada de S. Miguel
Villa, sorprendido por el revuelo sobre la cruz, que se colocará en la portada de S. Miguel
.
"Absolutamente sorprendido" por la polémica suscitada por el emplazamiento elegido para la cruz de la plaza de San Miguel. Así se declaraba esta tarde el portavoz de IUCA y concejal de Urbanismo, Miguel Villa, que indicaba a LucenaHoy que "no puedo entender que presiones de elementos muy concretos de la sociedad (en referencia al párroco de San Mateo, Jesús Poyato) puedan decidir con una llamada de teléfono sobre la idoneidad del emplazamiento de un elemento urbano o movilizar a toda una organización municipal para que se cambie su ubicación".
 
Villa ha negado rotundamente que la ubicación elegida pretenda "marginar la presencia de la cruz" y ha explicado a este periódico que "se llegó a un acuerdo del equipo de gobierno por el que decidimos reintegrar la cruz, pero pegada al edificio de la iglesia y para que formara parte del ornamento de la misma dado su carácter religioso, en ningún caso del espacio público urbano como tal". Así, señaló el edil de Urbanismo, "se ha colocado en la mediatriz de la plaza, conscientemente, al entender que era el espacio en que resulta más visible, e incluso pensamos en arreglar la palmera para que se viese mejor y la dotamos de un pedestal que no tenía para que se vea mejor, hasta el punto de que el propio alcalde vino a verla durante el montaje y le pareció un lugar adecuado". "Luego –añadió Villa– parece ser que al párroco le ha parecido un lugar inapropiado y ha movilizado además a algunos elementos mediáticos que no son capaces de aceptar cambios y que se convierten en elementos de presión sobre las legítimas decisiones adoptadas en el ámbito político".
 
Miguel Villa ha señalado que "no daré más instrucciones, ni me ocupare un minuto más de este tema. Si el alcalde quiere dar la orden de que se cambie que lo haga, pero creo que no deberíamos emplear ni más tiempo ni más dinero en cambiar la cruz de su sitio actual, que es el lugar donde más se ve, dentro de la decisión de colocarla junto a la iglesia". Así, salvo cambio de opinión desde la alcaldía, el lugar elegido para volver a colocar la cruz será "pegada a la portada de San Miguel".
 
Respecto al coste de esta actuación, Villa indicó que "no se cuanto ha costado, pero han trabajado cinco personas durante un día entero, se ha contratado un camión–grúa, se ha adquirido un pedestal para que tenga más altura y se realce más y se ha construido desde Servimán la cruz de forja que se perdió durante las obras, siguiendo las indicaciones de un arquitecto". 
.
.
.
.