martes 27.10.2020

Ludopín reitera su denuncia y dice que sólo quiso "avisar"

Ludopín reitera su denuncia y dice que sólo quiso "avisar"
.
El director del centro de educación infantil "Ludopín", Francisco Arcos, ha remitido a este medio una nota de prensa en la que asegura que la denuncia hecha pública la pasada semana sobre presuntas irregularidades en la contratación de plazas de guardería por parte del ayuntamiento no pretendió "causar perjuicio alguno ni a los niños, ni a los padres". Según Arcos "nuestra intención fue exponer una situación que bordea la legislación vigente sobre las plazas concertadas y privadas".

Según esta nota de prensa "la legislación, publicada en el B.O.J.A., señala que cualquier centro infantil que esté acogido a convenio con la Junta de Andalucía tiene que destinar el total de sus plazas a alumnos concertados, y en ningún caso compatibilizar las instalaciones para tener, a la vez, alumnos concertados y alumnos que pagan de forma privada".

"Ludopín" insiste en que esta legislación no se está cumpliendo actualmente en algunos centros, "y esto conlleva una situación de competencia desleal para con los otros centros que sí que la cumplen".

Francisco Arcos señala que "teniendo en cuenta que lo anteriormente expuesto ha llegado hasta órganos competentes en la Junta de Andalucía, nuestra intención primera fue avisar de buena fe para que se corrigiese, y no se pudiese dar el caso de que ante unas inspecciones por parte de la Junta se viese implicado el Ayuntamiento, que quizás desconocía que esta situación se estaba produciendo, ya que es obligación del propio centro de educación informarles que esta legislación, aunque fue aprobada en el 2009, entraba en vigor para este curso 2011-2012".

Arcos indica que "es posible que todo esto no haya sido más que un malentendido entre los Centros de educación y el propio Ayuntamiento, y que ni unos ni otros se hayan enterado de que esta legislación era de obligado cumplimineto para este curso, y que de no respetarse podían conllevar sanciones ante cualquier inspección".

En su nota de prensa este centro de educación infantil afirma que su intención fue siempre la de avisar de que una inspección a estos centros que hacen compatibles plazas concertadas y privadas podría suponer que algunos niños quedasen sin plaza, "puesto que lo que se está incumpliendo es la legalidad vigente". 

Según "Ludopín" en este caso "no ha habido ningún tipo de intencionalidad política como se ha estado insinuando, sería absurdo ya que la propia Junta, a día de hoy, es del mismo color político que nuestro Ayuntamiento, pero eso no quiere decir que puedan hacerse los ciegos si detectan que la Ley se está incumpliendo".

Concluye el director del centro indicando que "lo unico que estamos intentado es trabajar y no dañar, nosotros no inventamos la ley y esperamos que todos los padres nos entiendan".
.
.