Jueves 24.01.2019
Lucena Hoy

PATRIMONIO

Malestar en la fundación de la Cueva del Ángel por la decisión municipal de autorizar un concierto de música electrónica en la sima

La celebración de esta actividad en este entorno –calificada como "muy irresposable" por la Fundación– se enmarca en el Festival de Creación SensXperiment 2018 que patrocinan Ayuntamiento y Diputación. Los organizadores aseguran que se observaron todas las medidas para que la misma no afectase en modo alguno al yacimiento o su ecosistema.

Un momento del concierto en la sima de la Cueva del Ángel
Un momento del concierto en la sima de la Cueva del Ángel
Malestar en la fundación de la Cueva del Ángel por la decisión municipal de autorizar un concierto de música electrónica en la sima

La Fundación Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana, encargada de la coordinación de las labores de investigación en el yacimiento arqueológico de la Cueva del Ángel de Lucena, elevará al ayuntamiento un escrito manifestando su profundo malestar por la celebración en la galería de la sima de un concierto de música electrónica el pasado jueves, 20 de diciembre y su absoluto rechazo a que vuelvan a desarrollarse actividades de este tipo en este entorno arqueológico. Un miembro de esta fundación ha calificado la actividad como "muy irresponsable", indicando a este periódico que "vamos a manifestar nuestra repulsa por la utilización inadecuada de un yacimiento que pretendemos que sea declarado por la UNESCO patrimonio de la Humanidad y que exige un respeto extraordinario", añadiendo que la propia fundación "hubo de esperar seis meses para hacer unos trabajos porque estaban hibernando los murciélagos".

La actividad cuestionada, patrocinada por la delegación de Cultura del Ayuntamiento de Lucena y la Diputación Provincial de Córdoba, forma parte del programa del Festival de Creación SensXperiment 2018, que organiza el colectivo Weekend Proms, y que este año incluye la grabacion audiovisual en directo de una serie de podcast enmarcados en el proyecto 'Pinchadiscos. Historia del Djing en Lucena' y emplazados en espacios históricos de nuestra ciudad.

El primero de estos conciertos se desarrolló en el paso de muralla del Castillo del Moral y tuvo como protagonista a Rafael Chicano "El niño de los peines", que también es comisario de la actividad. Este segundo, protagonizado por Paquito Godoy, se celebró sobre la pasarela interior que da acceso a la sima en la que actualmente están centrados los trabajos de investigación. Para su celebración la asociación solicitó la correspondiente autorización de la Junta de Gobierno Local, que solo impuso como condición que la actividad se desarrollará bajo la supervisión de personal de la Delegación Municipal de Patrimonio. 

A las quejas de la Fundación Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana se ha sumado el concejal indepediente Vicente Dalda, que el pasado día 29 indicó a LucenaHoy que el propio personal municipal "al darse cuenta de lo inapropiado de la actuación, quiso interrumpirla, siendo necesaria la presencia de la Policía Local al no ser atendidas sus indicaciones".  Dalda ha anunciado que exigirá "todo tipo de explicaciones" ante la "grave irresponsabilidad" de la Junta de Gobierno Local "que autorizó esta actividad sin ningun requisito, ni siquiera la disposición de un seguro, mientras se llegan a poner hasta 24 condiciones para montar un castillo hinchable en suelo publico".

LOS ORGANIZADORES NIEGAN CUALQUIER INCIDENCIA

El comisario de esta actividad, Rafael Chicano, ha señalado a LucenaHoy que el concierto y grabación se desarrolló sin ningún tipo de incidencia. La asociación restringió la entrada a solo 20 personas, prohibiendo "comer, beber o fumar dentro de la sima" dado que "es un entorno protegido y muy frágil que debemos respetar". No se añadió iluminación artística, realizándose la actividad con la luz  de la que dispone el recinto y los únicos equipo de amplificación del sonido utilizados fueron dos monitores de estudio de 100 watios, "que nunca llegaron a estar a más del cincuenta por ciento de su potencia". Además, añaden que se respetó en todo momento el cierre de puertas existente en la sima para mantener las condiciones ambientales y la temperatura en su interior.

Respecto a las apreciaciones de Vicente Dalda sobre la petición a la policía local para que se suspendiese la actividad, desde Weekend Proms se ha señalado que "la grabación se realizó en una hora y los responsables no fuimos informados" de ninguna incidencia y cuando se personó la Policía Local la actividad había concluido, los asistentes se encontraban fuera del recinto y la organización estaba finalizando la carga del material utilizado para el concierto.