sábado 26.09.2020
Lucena Hoy

CORONAVIRUS

El pleno dota con 35.000 euros una nueva línea de ayudas para asociaciones locales que colaboran para paliar los efectos de la pandemia

El Pleno aprueba dotar con 35.000 euros una línea de subvenciones extraordinaria para entidades de la ciudad y ampliar hasta la jornada completa los puestos de asesores psicológico y jurídico del CMIM
El pleno dota con 35.000 euros una nueva línea de ayudas para asociaciones locales que colaboran para paliar los efectos de la pandemia
El Ayuntamiento de Lucena ha puesto en marcha la cuarta y última línea de actuación, dirigida a colectivos asistenciales, del Plan Especial de Emergencia Social y Económica diseñado a nivel municipal para paliar los efectos negativos entre las familias más vulnerables derivados de la crisis sanitaria originada por la covid-19.

La modificación de créditos aprobada en Pleno por valor de 35.000 euros, con el voto positivo de todos los grupos políticos excepto del PP, permite dotar de presupuesto esta línea de colaboración con asociaciones y entidades sin ánimo de lucro de carácter asistencial que viene desempeñando un papel activo en la lucha contra las consecuencias de la emergencia sanitaria.

De partida, la idea municipal es ampliar las cantidades de las subvenciones que anualmente ofrece el Ayuntamiento lucentino a estos colectivos vía convenio de colaboración. La aprobación de una adenda a esos acuerdos anuales facilitará esta financiación extraordinaria durante este año, en una cuantía a decidir en el seno de una mesa de asignación de ayudas a crear desde la Concejalía de Servicios Sociales y Salud para analizar qué necesidades están afrontando estas entidades a raíz de la pandemia de covid-19.

Colectivos como Amara, AMFE, Annes, Arco Iris, Lucena Acoge, Proyecto Hombre, Familiares de Alzheimer, Alsubjer, Asociación Española contra el Cáncer, Alufi o Donantes de Sangre, entre otros, podrán beneficiarse de esta línea de subvenciones incluida en el Plan Especial de Emergencia Social y Económica anti covid-19, que se ha convertido en el mecanismo de respuesta del Consistorio lucentino ante las situaciones de mayor vulnerabilidad que se van detectando durante esta crisis.