domingo 23.01.2022

Opinión: “Policía local, del big bang a los agujeros negros”. USO

Opinión: “Policía local, del big bang a los agujeros negros”.  USO
Opinión: “Policía local, del big bang a los agujeros negros”. USO
.
El pasado día 7 de abril, la Sección Sindical de la U.S.O en el Ayuntamiento de Lucena elevó escrito a al alcaldía solicitando “la urgente intervención de los técnicos que instalaron las nuevas transmisiones de radio debido a que durante la Semana Santa los equipos utilizados por la policía local funcionaron de forma irregular, con el consiguiente peligro que ello suponía tanto para los agentes como para la ciudadanía que debe ser atendida por los servicios de urgencia policial”.
 
En una anterior nota de prensa, la U.S.O comunicó a los medios que el valor de las nuevas emisoras podría rondar los 40.000 euros.
 
Hoy queremos rectificar este error numérico pues, según hemos podido conocer, el auténtico valor de las nuevas instalaciones de radio podría superar los 80.000 euros, es decir 13.310.880 pesetas.
 
Si el pasado día 9 de abril, la propia Delegada de Seguridad Ciudadana reconocía a los medios de comunicación que desde la instalación de los nuevos equipos de radio se estaban produciendo problemas de interrupción en las comunicaciones, desconociéndose las causas, al día de hoy la problemática continúa siendo un “misterio sin resolver”.
 
Esta Sección Sindical ha tenido conocimiento de que tanto en la madrugada del día 13 de abril, así como la mañana del día 14, los equipos de radio-patrulla de la policía local seguían con problemas de incomunicación (queja elevada mediante informe de los propios agentes). Pero ahí no queda el “expediente X”, ya que dentro del “paquete” de los casi 13 millones y medio de pesetas, la empresa suministradora incluye otro servicio que igualmente presenta deficiencias (de las cuales también ha sido informado el Consistorio a través de informe policial), se trata del depósito de vehículos recogidos por abandono en la vía pública, cuya alarma de alertas, a través de móvil, se activa de forma injustificada.
 
Cronología
Ahora hagamos una cronología valorada en aproximadamente 38.268.780 pesetas, es decir, 230.000 euros cuya funcionalidad, después de un año, continúa inerte. En junio del año 2011, los agentes destinados a trabajar en las, por entonces acabadas, instalaciones de la soberbia Sala Opertativa hacían un curso de formación para el uso de los programas informáticos que en sus modernos equipos se supone habrían sido instalados. 
Hace aproximadamente un año que Valedeme, flamante empresa de origen gallego (fundada el 25 de mayo de 2009), terminó de instalar los sofisticados equipos de Sala Operativa. El proyecto fue hecho realidad gracias a una partida económica procedente de los Planes E de Fondos europeos. Siendo el importe de 150.000 euros, es decir, casi 25 millones de pesetas. Dinero fácil de gastar cuando proviene de bolsillos ajenos. Desde entonces, las nuevas instalaciones acumulan polvo, ya que se encuentran inactivas y cerradas.
   
Exactamente el día 1 de abril del presente año, por Decreto de la Alcaldía, dos agentes vinieron a completar el equipo humano que en teoría, hace casi un año, debieran realizar su labor en el emplazamiento de referencia, pero no es así, pues según informa la propia Delegación de Seguridad Ciudadana, los programas informáticos aún no han sido instalados.
 
¿Cómo pueden casi 25 millones de pesetas dejar un proyecto inacabado?
Ahora entramos en una espiral que bien podríamos titular como el famoso libro Stephen W. Hawking: Del Big Bang a los agujeros negros, dentro de su Breve historia del tiempo. Actualmente, la empresa de Electrónica Juma, cuya razón social se encuentra en Málaga, ha sido la adjudicataria para la venta de los ya conocidos equipos de radio, la vigilancia electrónica del depósito de vehículos abandonados y, presumiblemente, será la empresa encargada de finalizar la instalación de los programas informáticos para la Sala Operativa.
 
Y las preguntas manan de nuestras mentes, como el agua de la roca tocada por el bastón de Moisés: 
¿Pagó el Ayuntamiento 150.000 euros a la empresa Valedeme dejando la Sala Operativa sin programas informáticos?
¿Ha subcontratado Valedeme su trabajo a la empresa Juma para que éstos terminen la instalación de los programas informáticos?
¿Qué ha sido del dinero público 38.268.780 pesetas (150.000 más 80.000 euros) invertidas en una Sala Inoperativa y unos equipos de radio ineficaces?
 
Como decía el escritor norteamericano Jerrold Mundis: “Como el fuego, el dinero en sí no es ni bueno ni malo. Su Valor depende del ojo que lo percibe y de la mano que lo malgasta”.
.
USO LUCENA
.
.