Miércoles 17.07.2019
Lucena Hoy

OPINIÓN

OPINIÓN: ¿A quién votar? Breve decálogo o la cláusula Van Halen, por José Antonio Villalba

OPINIÓN: ¿A quién votar? Breve decálogo o la cláusula Van Halen, por José Antonio Villalba

Corría el año 1984 y el grupo Van Halen hacía «saltar» a medio mundo con su mítico Jump. Esta banda, la primera en hacer grandes giras, incorporaba una particular cláusula en sus contratos: en el artículo 126 se exigía que en su camerino tenía que haber un bol lleno de emanems (M&Ms) de cualquier color, menos del marrón. Huelga decir que, si no se cumplía ese punto del contrato por parte de la empresa contratante, se podría entender como un incumplimiento de mismo. Es decir, la banda recibiría todos los honorarios pactados sin tocar una nota.

Van Halen fue el primer grupo que utilizó grandes escenarios y grandes puestas en escena y, huelga decir, que no querían errores que afectaran a su seguridad o a las especificaciones técnicas. Si el promotor no había retirado aquellos caramelos, estaba claro que no se había leído el contrato completo y podría haber pasado por alto otras especificaciones. Un argumento simple pero inteligente porque de esa manera, a menos que se repasase todo el entramado del concierto, podrían saber rápidamente si el contrato había sido leído… Completamente (Estamos hablando de varios camiones de material, no pocos altavoces, circuitos o escenarios). Si esto tan aparentemente inocente no lo habían cumplido, «¿Cuántas más especificaciones se habrían pasado por alto?» Pensarían.

La primera votación de este año será para las elecciones generales, cada partido político ha publicado su propio programa. El del PP tiene 102 páginas; el del PSOE tiene 300; 105 Podemos; Ciudadanos (en este caso no he encontrado un pdf, sino 175 puntos) y 33 VOX. Son largos y, en muchas ocasiones, generales en sus promesas así que para ahorrar tiempo y hacer como Van Halen les recomiendo que tengan su propia «cláusula», es decir, que se centren en un solo punto (o unos pocos) para saber sí «el resto del contrato, esto es, del programa», les conviene o no.

Estamos en una sociedad económicamente capitalista pero también en un Estado Social y de Derecho y, por tanto, gozamos de un Estado del Bienestar, y para que siga siendo así es necesario que se recauden los suficientes impuestos para sostenerlo: impuestos progresivos y en función de lo que cada uno gane, por supuesto. Tenemos que pagar nuestros servicios (sanidad, educación, pensiones (no contributivas incluidas) y el «cuarto pilar» (Ley de Dependencia) y se hace necesario que seamos más eficientes a la hora de recaudar los impuestos (no recaudar más, sino mejor), ¿qué clausula 126 les propongo?

1º) Aumentar el número de personal en Hacienda. Evitar el fraude fiscal y, para ello, es necesario aumentar los controles y eso pasa por aumentar la plantilla de inspectores, subinspectores y técnicos de hacienda. Ellos son los que recaudan. En Alemania hay casi 14 funcionarios de hacienda por cada 10.000 habitantes, pero en España sólo llegan a 6, resultado: el fraude en Alemania es del 13,1% del PIB mientras que en España es del 24,6%. (2015). El fraude en España está en una horquilla entre el 4 y el 8% del PIB (entre 40.000 a 80.000 M. de euros)

2º) Eliminación de las excedencias en lo que se refiere a los altos cargos del Estado, cuerpos jurídicos en general, así como los integrantes de Hacienda en particular. A nadie se le obliga a optar al funcionariado público, pero si acceden a él no podrán ejercer otro trabajo durante un periodo, como mínimo, no menor de 20 años. Las grandes compañías, que son las que realmente defraudan, son las que las más de las veces contratan a los altos funcionarios de Estado, a través de grandes bufetes de abogados, porque conocen la maquinaria del Estado. La experiencia de este preparado funcionariado no puede servir para que las grandes empresas puedan aprovecharse de ello para eludir su pago de impuestos al Estado.

3º) Ya que hablamos de delitos fiscales tenemos que hablar de aumentar el número de jueces (es una queja constante del Poder Judicial la sobresaturación de juicios en España por falta de jueces). La rapidez de los juicios mejorará la visión de los ciudadanos sobre la justicia. Cuantos más jueces, menos retrasos en los juicios. La ecuación es simple.

4º) Mientras esos jueces llegan, se hace necesario que los delitos fiscales sean imprescriptibles: si alguien ha cometido un delito fiscal (y nos afecta a todos porque a todos nos perjudica) debe pagar por ello y que sea condenado a la pena correspondiente. El ciudadano que soy no tiene ninguna prisa en cobrar así que, si se descubre el delito en 15, 20 o 25 años poco importa siempre y cuando el delincuente fiscal pague con la correspondiente multa (incluidos intereses). Con esta medida el delincuente se lo pensará dos veces (y más creo) antes de cometer este tipo de delito. Hay que evitar la prescripción de los delitos fiscales porque al prescribir el delincuente consigue su objetivo: no pagar impuestos.

5º) Igualar los impuestos a todos los españoles de manera equitativa y, por tanto, los conciertos económicos vasco y navarro deben ser suprimidos. No puede ser que un español en función de donde viva reciba más o menos servicios teniendo en cuenta que entre todos pagamos tales impuestos.

Una vez que hemos conseguido del dinero que otros nos sisan (recuerde entre 40.000 a 80.000 M. de euros), es necesario repercutirlo en los ciudadanos:

 6º) Tener más médicos y enfermeros en el sistema público sanitario: para eso es necesario que aumente el gasto sanitario. Esto pasa porque su salario sea más alto y que sean justamente estimados por el resto de los ciudadanos. Nuestro sistema sanitario es uno de los mejores y más competentes económicamente hablando del mundo. (En lugar preferente nuestro modélico sistema nacional de trasplantes). La bajada de plazas MIR, el éxodo al extranjero por la temporalidad y el envejecimiento del personal sanitario llevan al sistema público a una falta de especialistas generalizada tras años de austeridad/recortes. Para evitar esto se hace necesario: aumentar las plazas de MIR en cantidad suficiente para evitar el envejecimiento y el éxodo al extranjero (3500 médicos al año). Es mucho lo invertido por el Estado para formar a estos médicos no puede ser que toda esa inversión no revierta en nuestra ciudadanía.

7º) Mejoramiento de la cuantía de las pensiones y su «blindaje»: para eso es necesario que el Estado invierta más en ellas (sí, invertir, nunca sabremos lo que el sistema de pensiones palió y está paliando la crisis económica en nuestras familias; si consideran que no es una inversión seré más claro: es lo justo). El Estado del Bienestar deber ser solidario o no se puede llamar con tal nombre. Al recaudar mejor, no será necesario crear nuevos impuestos para poder pagar una población creciente de jubilados que tendrán una mayor esperanza de vida.

8º) Invertir más en Educación. En 2015 respecto a su PIB: Dinamarca (7%), Suecia (6,5%), Bélgica (6,4%), Finlandia (6,2%), Estonia (6,1%) Letonia y Portugal (6%), España se quedaba en un 4,1% (43.780 M. de euros). En el programa fíjese tanto en el montante como en el porcentaje del PIB.

9º) La ley de Dependencia: no es posible que ciudadanos españoles lleven años esperando una ayuda para poder tener una vida medianamente digna. Hasta ahora el dinero era el problema. Recaudando mejor, será posible mejorar la vida de no pocos de nuestros conciudadanos.

10º) Al recaudar más no tendremos déficit y, al no tenerlo, no aumentará nuestra deuda y no tendremos que pagar más intereses por ella. Recuerde, cuanto mejor recaudemos, menos dinero tendremos que pagar en impuestos y más tendremos para los servicios sociales.

Es posible que algunas de estas «cláusulas» sean las que ustedes quieren que estén en los programas electorales, si no es así, si sucede que el partido político que, aparentemente, es el suyo no tiene esa «cláusula» quizás sea el momento de que usted le pregunte a ese partido el porqué de esta ausencia en su programa electoral.

Les deseo buen juicio a la hora de elegir a nuestros representantes el próximo domingo. No sólo por usted, sino por todos.
 

José Antonio Villalba Muñoz

Profesor de Geografía e Historia.