lunes 27.06.2022

Opinión: "Sistema de control totalitario del trabajador", por USO

Opinión: "Sistema de control totalitario del trabajador", por USO
Opinión: "Sistema de control totalitario del trabajador", por USO
.
Desde que se ha puesto en marcha “El Ojo del Gran Hermano”, una mezcla de ansiedad, indignación, angustia y cabreo domina a los trabajadores del Ayuntamiento de Lucena. Nos sentimos vigilados y, como adultos, nuestra responsabilidad se pone en cuestión. Imagino que esto es lo que se siente cuando violan tu intimidad.

La nueva etapa que nace con la puesta en marcha de este "sistema de vigilancia penitenciaria" provoca una mezcla de situaciones ridículas y tristes, como aquella en la uno sale del trabajo para acceder rápidamente a una cafetería sin poder, siquiera, pararse a saludar a un amigo. El lado divertido de todo esto es que uno sale de casa por la mañana con la impresión de estar participando en el Gran Prix y abocado a tener que superar pruebas desde que despunta el día

El espíritu controlador de este pacto del reparto lo ha conducido a medidas arbitrarias de clara inspiración totalitaria que atentan contra el trabajador. Nos cuestionan, ponen en duda nuestra responsabilidad y quiebran la relación laboral de confianza en que debe basarse la tarea productiva. El control al que han decidido someternos se hace imposible para muchos trabajadores que, por si no tuvieran poco con las amenazas de despido, de recortes de derechos, de mal rollo generalizado, encima les vienen con éstas.

Precisamente cuando Europa y el resto del mundo caminan en sentido opuesto, valorando el teletrabajo y el cumplimiento de objetivos más que el cumplimiento de horarios, el delegado de personal se retrotrae a tiempos pasados e introduce elementos distorsionadores que sólo pueden contribuir a enrarecer más el ambiente, a meter presión y a rebajar la productividad. Sospechamos que, ante la incapacidad de organizar el trabajo por objetivos, prefieren volver al látigo, a la desconfianza y a la relación asimétrica entre el patrón y sus trabajadores. Toda una contradicción en aquellos que se dan de “progres”.
 
Hasta aquí la emoción. Ahora la propuesta.
 
Aunque PP e IU+PSOE acordaron que los concejales liberados y los asesores políticos no ficharan, no acertamos a entender las razones por las que se ha establecido así la cosa. Que alguien que cobra dos y tres veces más que los trabajadores municipales que estamos aquí por méritos propios (no como ellos) no tenga que "fichar" nos parece una chulería, una provocación y un claro agravio. Es sencillamente inaceptable e intolerable.
 
Que digan que sus horarios son mucho más amplios y se ocupan por las tardes y fines de semana, es un argumento que muchos de nosotros podemos ofrecer igualmente. Si deciden ir por la tarde a inaugurar el alicatado de un cuarto de baño es su problema. Los ciudadanos y los trabajadores tenemos derecho a tener información acerca del cumplimiento de sus obligaciones, de sus horarios y de dónde se encuentran en cada momento: o todos moros o todos cristianos. No deben existir salvoconductos, aquí no hay inmunidad parlamentaria ni diplomática: exigimos saber qué hacen, a qué hora entran y salen y a qué dedican su tiempo. ¿No nos lo exigen a nosotros? Pues eso. Si entienden la bondad de la medida para los trabajadores también deberían entenderla aplicada a ellos mismos, ¿no es razonable?
 
Es por todo ello que, la Unión Sindical Obrera elevará una petición al Presidente de la Mesa General de Negociación, a los efectos de que tanto asesores como grupos políticos cumplan con sus propias exigencias
 
USO LUCENA
.
.