martes 04.10.2022

Villa culpa al PP del fracaso de la venta de plazas de parking

Villa culpa al PP del fracaso de la venta de plazas de parking
Villa culpa al PP del fracaso de la venta de plazas de parking
.
El portavoz de IU en el pleno de ayer, Carlos Villa, acusó al PP de la fracasada operación para la venta de un centenar de plazas de estacionamiento en el aparcamiento de la Plaza Nueva.

Villa "felicitó" al PP por "la campaña" para "crear incertidumbre" y evitar que los aparcamientos se vendieran, argumentando que "primero dijeron que si ganaban las elecciones procederían a expropiar las plazas que se hubiesen vendido, algo que los juristas consultados aseguran que difícilmente se podría hacer, y más tarde anunciaron a través de un medio de comunicación provincial que iban a llevar el tema a la fiscalía", algo que según Villa, carece de sentido, "ya que a la Fiscalía se lleva un delito, y no había delito alguno en sacar a la venta estos estacionamientos, ya que en ese caso no habría sido aprobada por los servicio jurídicos".

De esta forma contestaba Carlos Villa a la pregunta formulada por el PP sobre "cómo se va a hacer frente a la deuda de la EPEL 'Aparcamientos de Lucena' tras este nuevo fracaso".

El edil de IUCA, que ayer hacía las veces de portavoz de su grupo por ausencia de Miguel Villa, indicó que "se están estudiando otras alternativas, pero en principio la primera medida será pagar como se pueda" y animó al PP "a traer sus propuestas".

La iniciativa de vender 92 plazas de parking en la Plaza Nueva tenía como objeto aminorar la carga financiera que arrastra desde el estacionamiento subterráneo de la Plaza Nueva, cercana a los ocho millones de euros, que cada día suponen unos intereses de más de 800 euros.

Cerrado el plazo el pasado 21 de diciembre, solo se recibieron tres solicitudes, para un total de cuatro plazas, por lo que, dado que no se habían cubierto las veinte plazas que se estipulaban como número mínimo para iniciar el procedimiento  de enajenación, no se venderá ninguna.

La decisión de vender  formaba parte del plan de saneamiento de la EPEL y era continuación de la aprobada hace más de un año para desafectar del dominio público 200 plazas de aparcamiento. No obstante, en aquel momento se decidió esperar hasta ver si la situación financiera de la EPEL mejoraba, algo que no ha ocurrido, lo que, a juicio del equipo de gobierno PSOE-IU hacía “absolutamente necesario adoptar esta decisión”. La venta de estas 90 plazas habría permitido reducir la carga financiera de la EPEL unos 200.000 euros anuales. Ahora deberá ser el ayuntamiento el que haga frente a esa cantidad.
.
.