lunes 25.10.2021
Lucena Hoy

CONTRATO DE AYUDA A DOMICILIO

El pleno adjudica a Arquisocial el servicio de ayuda a domicilio en Lucena, aunque otra empresa ya ha anunciado un recurso contra la decisión

Todo apunta que la decisión del pleno será recurrida por la empresa Clece SA, cuya oferta técnica y económica había sido la mejor valorada en la fase de concurso, siendo finalmente rechazada por baja temeraria atendiendo a un informe jurídico.
pleno municipal
Una imagen de la sesión plenaria de ayer en el auditorio municipal
El pleno adjudica a Arquisocial el servicio de ayuda a domicilio en Lucena, aunque otra empresa ya ha anunciado un recurso contra la decisión

El pleno del Ayuntamiento de Lucena, que este martes volvía a ser presencial, celebrándose en el Auditorio Municipal– aprobó con los votos del PSOE, Ciudadanos y Vox la adjudicación del contrato para la prestación del servicio de ayuda a domicilio en favor de la empresa Arquisocial S.L., cerrando así un largo proceso que ha obligado a la todavía adjudicataria, Servisar Servicios Sociales, a mantener una prorroga de su contrato desde hace más de un año y medio, debido a las sucesivas impugnaciones de los pliegos de licitación por parte de empresas y colectivos del sector, al incluir cláusulas que ponderaban posibles mejoras salariales de la plantilla.

Sin embargo, todo apunta que el "culebrón" en el que se ha convertido la renovación de este contrato, el más elevado en cuantía de cuantos licita el Ayuntamiento de Lucena, no ha finalizado aún. Según explicó ayer el portavoz del PP, Francis Aguilar y ratificó la propia concejala de Servicios Sociales, Carmen Gallardo, la decisión del pleno será recurrida por la empresa Clece SA, cuya oferta técnica y económica había sido la mejor valorada en la fase de concurso, siendo finalmente rechazada por baja temeraria atendiendo al informe jurídico de la Mesa de Contratación, al no justificar suficientemente la viabilidad económica del servicio. 

Según advirtió Francis Aguilar, en el procedimiento se han producido "distintas irregularidades" que podrían suponer un nuevo revés en la adjudicación del contrato e incluso una reclamación económica por cese del beneficio industrial contra el consistorio lucentino. Así, Aguilar explicó que no se ha tenido en cuenta un escrito presentado por Clece a finales de agosto. El portavoz del PP aseguró que la decisión técnica de la Mesa de Contratación sobre la posible baja temeraria no tenía porqué ser asumida necesariamente por el pleno, único órgano autorizado para adjudicar, por lo que se mostró critico con la decisión del equipo de gobierno de no agotar un estudio más detallado de una situación que puede volverse en contra de los intereses municipales. 

Por su parte, Gallardo se mostró convencida de que la decisión de la Mesa General de Contratación y los informes jurídicos justifican la aprobación de la adjudicación.

Finalmente, el PP e IU –cuyo portavoz, miguel Villa, volvió a pedir la municipalización del servicio– votaron en contra. La firma Clece dispone ahora de un plazo de 15 días para impugnar la decisión del pleno mediante la presentación de un recurso especial en materia de contratación ante los tribunales, que incluso podría dejar en suspenso la adjudicación.

El contrato de ayuda a domicilio es el más elevado en cuantía licitado por el ayuntamiento de Lucena con una estimación económica anual de 3.681.576 euros, resultante de la oferta que hace esta empresa de 14,11 euros (más IVA) por hora de lunes a sábados y de 15,79 euros (más IVA) por hora de trabajo en domingos y festivos.

El nuevo contrato del servicio de ayuda a domicilio se adjudica con una previsión global de 249.788 horas por año, de ellas 9.124 horas se calculan en domingos y días festivos. Además, se incorporan como mejoras la ampliación hasta 500 horas del servicio de fisioterapia y 300 horas de psicología, permitiendo que estos servicios den respuesta tanto a usuarios como a trabajadoras. Igualmente se incrementa hasta 3.000 el número de comidas a sufragar por la empresa adjudicataria para atender a usuarios de especial vulnerabilidad económica o por necesidad temporal.

Asimismo, otra novedad viene dada por la ampliación de las funciones de las personas coordinadoras del servicio, que asumirán a partir de ahora la nueva labor de facilitar a través de dispositivos móviles la comunicación telemática entre usuarios y sus familiares en caso de mantenerse aislados o cuando el contacto no sea posible, reduciendo así las cuotas de soledad.