Jueves 12.12.2019

El pleno desestima con los votos del PSOE y Ciudadanos las reclamaciones interpuestas por USO y Dalda contra los presupuestos municipales 2018

Pese a estas aprobados desde diciembre del pasado año, el ayuntamiento ha tenido que funcionar hasta ahora con una prorroga del presupuesto de 2017

Una imagen del pleno municipal celebrado hoy en el Ayuntamiento de Lucena
Una imagen del pleno municipal celebrado hoy en el Ayuntamiento de Lucena
El pleno desestima con los votos del PSOE y Ciudadanos las reclamaciones interpuestas por USO y Dalda contra los presupuestos municipales 2018

PSOE y Ciudadanos han aprobado hoy con sus votos el rechazo de la media docena de alegaciones formuladas por la sección sindical de USO en el consistorio lucentino y la presentada por el concejal independiente Vicente Dalda contra el Presupuesto y la Plantilla Municipal aprobados en sesión plenaria el pasado 22 de diciembre, con lo que las cuentas municipales para el presente ejercicio quedan definitivamente desbloqueadas.

El equipo de gobierno solo ha atendido parcialmente la alegación realizada por USO por no contemplarse en los créditos de los nuevos presupuestos "la partida necesaria para atender el compromiso de gasto derivado de la aplicación del vigente Reglamento de Productividad". La edil de Hacienda, Araceli Bergillos, ha explicado que se crea la mencionada orgánica, aunque con una cuantía de 107.149 euros, sensiblemente inferior a la registrada desde el año 2013 hasta 2017, cuando se consignaron partidas de 220.000, 200.000, 300.000, 300.000 y 245.855 euros respectivamente para este fin. No obstante, dicha partida podrá ser suplementada si los créditos resultarán insuficientes.

Del resto de alegaciones ya llegaban rechazadas de la Comisión Informativa de Hacienda las relativas a la publicación del presupuesto y la plantilla en la sede electrónica municipal, por entenderse que ello no vulnera la norma, y quedaba pendiente de un informe jurídico solicitado al Secretario de la Corporación por el Grupo Municipal del PP otra relativa a la estructura del presupuesto, informe que concluye indicando la conveniencia de su desestimación. Ciudadanos ha considerado suficiente dicho informe para votar favorablemente a la desestimación y sumar sus votos a los del equipo de gobierno.

Por su parte, María de la O Redondo, hoy en funciones de portavoz del PP, indicaba que "resulta curioso que en el presupuesto no apareciese la partida de Productividad, que existe, y en cambio sí se incluyese la de una Valoración de Puestos de Trabajo que aún no está terminada". Además, añadió Redondo que "el informe solicitado al Secretario no nos despeja ninguna duda y solo transcribe lo que ya teníamos en los informes de otros servicios jurídicos municipales", por lo que este grupo optó por la abstención.

Por su parte, tanto IUCA como Vicente Dalda votaron en contra de la desestimación de las alegaciones al resultar obligado votarlas de forma conjunta y pese a estar a favor de algunas de ellas.

Dalda indicó que "alguna de las alegaciones desestimadas nos va a traer problemas" y dejaba sobre la mesa la posibilidad de una impugnación judicial de la decisión tomada, manifestando que "voto en contra para poder llevar este tema por otro camino", en referencia al ámbito contencioso-administrativo.

La edil de Hacienda, Araceli Bergillos, ha venido culpando al sindicato USO de obstaculizar la entrada en vigor de los nuevos presupuestos con algunas de estas alegaciones,  obligando al Ayuntamiento a funcionar con presupuesto prorrogado, aspecto que ha tenido especial incidencia en cuestiones como la imposibilidad de proceder a la licitación de  las actuaciones contenidas en el Plan de Inversiones para 2018.