jueves 16.07.2020

Polémica plenaria por el presunto desmantelamiento del Distrito Sanitario

Polémica plenaria por el presunto desmantelamiento del Distrito Sanitario
.
El PP acusó ayer al alcalde, Juan Pérez, de "no preocuparse lo más mínimo por el mantenimiento en Lucena del antiguo Distrito Sanitario Córdoba Sur".
 
El portavoz popular, José María Morillo-Velarde indicó que, según los datos de los que dispone su partido, "Lucena ha desaparecido del mapa sanitario andaluz", y añadió que "las instalaciones del Distrito han sido desmanteladas y la mayoría de los trabajadores trasladados a Cabra". Según Morillo-Velarde "dos de los tres módulos ocupados por estos servicios sanitarios han quedado fuera de servicio y apenas quedan 6 de los 63 trabajadores con los que contaba hace unos meses".
 
El líder popular lamentó que desde el equipo de gobierno "no se haya movido un dedo por defender esta infraestructura, mientras que en otros municipios –en referencia a Cabra– todos los grupos se unieron como una piña para evitar la situación inversa". Morillo-Velarde recordó que el PP ya pidió hace un mes y medio en una moción una actuación conjunta ante el riesgo de que se produjese la situación actual, cuando sólo se habían trasladado un pequeño número de trabajadores, moción que rechazó el equipo de gobierno.
 
Por su parte, el alcalde, Juan Pérez, negó rotundamente que haya existido "pasividad" municipal sobre este tema. Pérez manifestó que, según la información ofrecida por el Gerente del Área de Gestión Sur de Córdoba, en las instalaciones de Lucena quedan 22 trabajadores, correspondientes a servicios como Farmacia, Seguridad Alimentaria, Control Veterinario, Secretaria, Informática o Dirección; otros 5 han acabado su contrato, 7 han vuelto a sus localidades de origen "a petición propia" y 18 se han trasladado al hospital de Cabra en el marco de la reorganización del servicio.
 
Según Pérez, "no se ha desmantelado ningún módulo e incluso se ha potenciado un aula de informática". Además Pérez aseguró que la administración autonómica pretende incrementar el número de cursos y actividades formativas que se impartirán en el centro y concluyó exponiendo que "los puestos trasladados no son de atención al público y no van en menoscabo de los servicios sanitarios que reciben los lucentinos".
 
El PP cerró el debate pidiendo al equipo de gobierno que presione donde corresponda "para que no se pierda ni un solo puesto más".
 
. .
 
.
.