sábado 16.10.2021

PLENO MUNICIPAL

El PP se queda solo en la defensa de una ordenanza que regule las fiestas juveniles clandestinas en locales no autorizados

Todos los grupos coinciden al indicar que este tipode celebraciones ya están suficiente reguladas y que no se pueden hacer distinciones entre fiestas de jóvenes, juntas de santeros o comuniones, que también se desarrollan en locales no habilitados legalmente para tal fin, como naces o cocheras.

pleno pp1
El PP se queda solo en la defensa de una ordenanza que regule las fiestas juveniles clandestinas en locales no autorizados

El PP se quedó solo en su iniciaitiva para promover la redacción de una ordenanza municipal que regule la celebración de fiestas privadas. Ninguno de los grupos políticos municipales dieron opción alguna de salir adelante a la propuesta del Partido Popular, defendida por la edil Rosario Valverde, con la que este grupo pretendía adaptar la normativa vigente "a las peculiaridades de Lucena".

El portavoz de Andalucía Entre [email protected] Lucena (AETL), Vicente Dalda preguntó a los populares que diferencia existe entre las fiestas juveniles que pretenden regular y “las juntas de santeros, los cumpleaños o las primeras comuniones” que se celebran en los mismos locales a los que se refiere el PP en su moción, para concluir indicando que la iniciativa defendida por Valverde trata de “matar moscas a cañonazos”.

En parecidos términos se manifestaba el portavoz de IUCA: "Qué pretenden regular? ¿Las fiestas de jóvenes? ¿Y las otras no?. No tenemos nada que regular", expresó Miguel Villa.

Para Ciudadanos, establecer una normativa distinta a la actual puede llevar a confusión y "hay suficiente legislación al respecto, y, si no es así, para eso está la policía".

Finalmente, el concejal de Seguridad Ciudadana y Juventud, Francisco Adame, insistió en que "no hay ninguna necesidad de regular lo que ya está regulado por ley" y puso como ejemplo la suspensión por la policía local de una fiesta que no contaba con los permisos oportunos para celebrarse.

Por su parte, Rosario Valverde, utilizó un artículo publicado en diciembre de 2014 por este medio a raíz de las quejas de dos establecimientos sobre una fiesta de nochevieja no autorizada y considerada privada, al no poder demostrarse la venta de entradas, para defender que este tipo de celebraciones ofrecen dudas y es misión de la administración establecer mayores controles sobre los mismos "para evitar una desgracia". Valverde se preguntó "si esa fiesta que señala el señor Adame se hubiese celebrado y hubiese pasado algo, ¿quién sería el responsable?".