sábado 08.10.2022

Alumnos de 4º de ESO podrían quedarse este año sin libros de texto

Alumnos de 4º de ESO podrían quedarse este año sin libros de texto
Alumnos de 4º de ESO podrían quedarse este año sin libros de texto
.
La decisión de la Consejería de Educación de aplazar la renovación de los libros de texto de 4º de la ESO inicialmente prevista para este curso hasta que el Gobierno central desarrolle el currículum de dicho nivel educativo, esta suponiendo que algunos escolares lucentinos no dispongan aún de libros y posiblemente no puedan hacerlo en todo el año, dada la imposibilidad de comprar unos manuales que, en muchos casos, ya han sido descatalogados por las editoriales.

En el pasado mes de marzo la Junta de Andalucía entendió que los cambios anunciados por el Ministerio de Educación sobre el cuarto curso de ESO, hacían razonable esperar a que se confirmara el desarrollo curricular de la ESO antes de realizar la inversión necesaria para la adquisición de libros nuevos sin conocer el alcance ni la duración o permanencia en el sistema educativo de este cuarto curso, por lo que dio a los centros la orden de regular el depósito y la supervisión de los libros de texto de 4º, prorrogando su vigencia un año más sobre los cuatro años establecidos, para evitar hacer un desembolso cifrado en varios millones de euros que solo habría servido para un año.

Así pues, de cara al curso recién iniciado se han renovado los libros de texto correspondientes a 1º, 2º, 3º y 4º de Primaria y 2º de ESO –que no sufrirán cambios– y se reutilizan los de 4º de ESO, quedando pendiente su renovación hasta que el Ministerio de Educación defina los nuevos contenidos del curso y la fecha de su entrada en vigor. Así se acordó en el seno de la comisión de seguimiento, en la que están representados los centros educativos, las familias y el sector del libro, entre otros.

El problema ha surgido cuando centros como el IES Clara Campoamor de Lucena, se han visto obligados a matricular en 4º más alumnos de los que tenía en el pasado curso, resultando los libros existentes de los últimos cuatro años insuficientes para atender las necesidades de todo el alumnado. Ante las quejas de algunos padres a LucenaHoy, la concejal de Educación del Ayuntamiento de Lucena, Araceli Antrás, ha indicado a este periódico que "la dirección del centro está haciendo todo lo posible para poder entregar libros a todos los alumnos, pero está resultando imposible, no por falta de dinero o interés de la administración, sino por la imposibilidad de las editoriales para servirlos".
Así las cosas, la única posibilidad para que estos alumnos sigan el curso con cierta normalidad parece que será la realización de fotocopias de los manuales existentes para este grupo de alumnos, una práctica que la propia Antrás reconoce "irregular". Según la edil lucentina, el problema ha sido ya expuesto por la dirección del centro tanto a los alumnos como a los padres que lo han solicitado y no es exclusivo de este instituto, afectando a otros centros andaluces en los que también se ha incrementado el número de alumnos en este nivel educativo.

Antrás explicó que, tras una búsqueda exhaustiva por centros escolares, librerías, almacenes de libros y editoriales, los libros existentes se han repartido en cada curso por orden alfabético de los apellidos, por lo que los alumnos con las letras más altas son los que están sufriendo este problema. Según la edil de Educación el grado de afección es diferente en cada caso, ya que mientras se han conseguido libros para todos de algunas materias, no se ha podido hacer en otras, por lo que se dan casos en los que a un alumnos le falta un libro y otros en los que el alumnado carece de un mayor número de manuales.
.
.