sábado 08.10.2022

APAMA necesita ayuda urgente para salvar a más de 200 perros

APAMA necesita ayuda urgente para salvar a más de 200 perros
APAMA necesita ayuda urgente para salvar a más de 200 perros
.
La asociación protectora de animales Monte de Aras, APAMA, ha lanzado una llamada de socorro al conjunto de la población lucentina que esté en disposición de poder colaborar a este colectivo que desde hace décadas se encarga del cuidado diario de los perros abandonados.

La falta de subvenciones y ayudas públicas y el notable incremento del número de animales atendidos por APAMA ha hecho que la situación en estos momentos sea dramática para los más de doscientos treinta perros que se agolpan en unas instalaciones que carecen de las suficientes zonas cubiertas para guarecer a los animales de la lluvia o el frío, obligándoles a muchos de ellos a permanecer a la intemperie durante todo el día.

De la situación comienzan a hacerse eco distintos colectivos locales, que están poniendo en marcha iniciativas de ayuda, como la próxima edición de un calendario benéfico del que serán protagonistas estos perros abandonados y sus miradas. Otros, como USO-Lucena, han apelado a la colaboración de la población mediante la edición de un vídeo de concienciación sobre las necesidades de APAMA y una nota de prensa que difundimos a continuación, o han colaborado económicamente para el mantenimiento de las instalaciones.

Según señalan desde APAMA, en los últimos días ha sido necesario trasladar a algunos animales enfermos a viviendas de socios colaboradores para preservarlos de la insistente lluvia. Desde APAMA se hace un llamamiento a la sociedad para que aporte material de construcción como cubiertas de techo tipo Uralita, tacos de hormigón o paneles que puedan ser utilizados para incrementar las zonas cubiertas, así como voluntarios para colaborar en su construcción o cuidar de los animales. Pero también se necesita dinero para comprar sacos de comida, vacunas o atención sanitaria a los animales enfermos. Las necesidades superan los 60 kilos de comida diarios, varios sacos de pan o huesos, estos últimos aportados por empresas locales.
APAMA se mantiene con las aportaciones de una veintena de socios colaboradores y solo dispone de seis voluntarios para atender a una colonia de canes cada dia mayor. La cuota anual para colaborar con este colectivo es de 50 euros anuales.

.
NOTA DE PRENSA DE USO-LUCENA SOBRE LA SITUACIÓN DE APAMA
.
La Asociación Protectora de Animales (A.P.A.M.A) con la colaboración de la Unión Sindical Obrera (U.S.O) hacen una llamamiento a la Ciudadanía:

“La Asociación Protectora de Animales dispone de un recinto acotado por una valla. Más de 200 perros se hacinan allí a la espera de una adopción. Canes que se encuentran a la intemperie, excepto aquellos que pueden refugiarse en algún que otro bidón de obra depositado sobre la superficie. Animales a disposición de las inclemencias del tiempo.

Los más afortunados, unos treinta, se encuentran en casas de acogida. Y los enfermos, intervenidos quirúrgicamente, o los muy mayores, unos treinta aproximadamente, reposan en casa de Araceli, todo un ejemplo de amor hacia los animales.

Me decía Loli Rivert, otra de las colaboradoras, con la naturalidad que la caracteriza, que los menos agraciados (los más feos para que nos entendamos) no son adoptados nunca, y siempre han vivido allí desde que eran cachorros, incluso algunos han muerto de vejez en ese lugar. ¡El único hogar que conocieron…!

Noble y loable labor la que hacen estas voluntarias que, de forma altruista, limpian, acomodan, alimentan y suministran de agua a los caninos que allí habitan. Conocemos el espíritu solidario de la sociedad lucentina, y muestras de ello ha recibido la Asociación a lo largo de su historia. Hoy, más que nunca, APAMA necesita de nuestra ayuda.

Sin subvenciones de ningún organismo o administración, APAMA sobrevive porque aún existen personas con capacidad de oír y entender la llamada de la propia naturaleza. Basta una mirada compasiva hacia esos canes de ojos tristes y velados para tomar consciencia de la responsabilidad que tenemos, y de lo mucho que debemos a esos compañeros que, desde la noche de los tiempos y a lo largo de la evolución humana, nos han dado su compañía, cariño, ayuda, y amistad sin pedir nada a cambio.

Necesitan un techo donde refugiarse de la lluvia, del viento, de las heladas… El frío está cerca. Y si no hacemos nada, con la piel y el pelo empapado por el agua de lluvia, bajo una bóveda gélida pasarán las largas noches de invierno.

Todo lo que necesitan es:
-Cubiertas de techo ligeras
-Ladrillo de hormigón
-Paneles tipo Sandwish para cerramiento lateral
-Marcos de puerta
-Y sobre todo la mano de obra de aquellos voluntarios entendidos en albañilería que quieran ofrecerse para evitar que estos animales duerman al raso.

Para colaborar con materiales, o para cualquier información, poneros en contacto en los siguientes correos electrónicos.
Loli Rivert: [email protected]
uso lucena: [email protected]
.
USO LUCENA
.
.