Jueves 18.07.2019
Lucena Hoy

EN IZNÁJAR

Submarinistas de la Guardia Civil localizan el autogiro y el cadáver del piloto que el martes se precipitaron a las aguas del Pantano de Iznájar

Han sido necesarios seis días de trabajo continuado para rastrear la zona en la que se presuponía que podía hallarse la nave, en una zona de gran profundidad del embalse, con una nula visibilidad, que ha dificultado en todo momento las tareas de rescate.

Parte del dispositivo que atendió el accidente sobre el puente de Agromán, en Iznájar
Parte del dispositivo que atendió el accidente sobre el puente de Agromán, en Iznájar
Submarinistas de la Guardia Civil localizan el autogiro y el cadáver del piloto que el martes se precipitaron a las aguas del Pantano de Iznájar

Efectivos del Grupo de Actividades subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) han localizado en la mañana de hoy el autogiro y el piloto que el pasado martes se precipitaron a las aguas del pantano de Iznájar tras colisionar contra una línea eléctrica en la zona del puente de Agromán cuando, por causas que se desconocen, volaba a baja altura.

Han sido necesarios seis días de trabajo continuado para rastrear la zona en la que se presuponía que podía hallarse la nave, en una zona de gran profundidad del embalse, con una nula visibilidad, que ha dificultado en todo momento las tareas de rescate.

La subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela, ha valorado a medio día de hoy en Iznájar la labor de los efectivos de los (GEAS) que han trabajado en unas tareas "duras" para la localización a "unos 45 metros, casi 50 de profundidad", del helicóptero con el piloto muerto en su interior.

En declaraciones a los periodistas junto al embalse, acompañada del jefe de la Guardia Civil en la provincia, el teniente coronel Juan Carretero, y el delegado de la Junta en Córdoba, Antonio Repullo, entre otras autoridades, la subdelegada ha elogiado el trabajo en una profundidad "donde la visibilidad no existe".

Valenzuela ha mostrado el apoyo a la familia ante "el sufrimiento que supone tener a un ser querido abajo en el pantano y tener que esperar al hallazgo y el rescate" después del accidente desde el pasado martes, a la vez que ha trasladado "el más sentido pésame" a los familiares.

Al respecto, ha asegurado que todo el operativo ha sido "impresionante", de manera que "no se ha escatimado ningún recurso", ha remarcado la representante del Ejecutivo central en la provincia, para subrayar que la colaboración entre administraciones ha sido "ejemplar" para un operativo que ha trabajado "en coordinación y eficacia", con efectivos de Córdoba, Sevilla, Málaga, Almería y Madrid.

Entretanto, Valenzuela ha apuntado que "ahora se dejará en manos de la autoridad judicial, que tendrá que investigar y dilucidar, en la medida de lo posible, las causas del accidente".

El accidente se produjo en la mañana del martes 19 de febrero, cuando sobre las 11,21 horas se atendía en el teléfono de Emergencias 112 varios avisos de testigos que informaban de la caída del helicóptero en la zona del embalse de Iznájar y, según los primeros datos aportados por la Benemérita, se trata de un helicóptero que había salido del aeródromo de Antequera (Málaga).

El piloto fallecido, de 53 años de edad, nacido en Madrid y residente en la provincia de Málaga, partió desde el aeródromo de Antequera y contaba con una dilatada experiencia en el manejo de este tipo de aeronaves. En el momento de la colisión el aparato podría tener el sol de frente y  no pudo no ver los cables, tras lo cual cayó al agua directamente, produciéndose una explosión, según informó la Guardia Civil.

Testigos presenciales de los hechos apuntaron a distintos medios que el accidente se produjo cuando el autogiro pasó bajo uno de los arcos del puente de Agromán, rozando el mismo con su hélice, perdiendo el rumbo. Después el piloto intentó levantar el vuelo colisionando con un grupo de cables de alta tensión, precipitándose sobre las aguas del embalse, en las que el aparato se sumergió con rapidez.

Comentarios