Viernes 22.11.2019
Lucena Hoy

INCENDIO

Un voraz incendio arrasa una empresa de barnizados en el polígono industrial de Los Santos

El fuego ha destruido por completo la empresa, que daba empleo a una veintena de trabajadores y contaba con una importante proyección.

Los bomberos trabajan en la extinción del incendio en la nave siniestrada
Los bomberos trabajan en la extinción del incendio en la nave siniestrada
Un voraz incendio arrasa una empresa de barnizados en el polígono industrial de Los Santos

Una veintena de bomberos y diez de vehículos de los parques comarcales de Lucena, Priego de Córdoba, Montilla, Baena y Puente Genil han trabajado durante toda la mañana en las tareas de extinción del incendio declarado en las instalaciones de la empresa Lacados Hermanos Espinar, en la calle José Estrada Orellana del polígono industrial de Los Santos.

Todo apunta a el fuego podría haberse iniciado pasadas las siete de la mañana en la primera planta de la nave industrial, que contaba con más de 2.000 metros cuadrados de superficie, dedicada al lacado y barnizado de puertas y mobiliario. La naturaleza de los productos existentes en su interior: barnices, lacas, pintura y disolventes fácilmente inflamables y la gran cantidad de material –principalmente palés de tableros de madera– ayudó a que el fuego se extendiese con rapidez por toda la instalación industrial, dificultando el trabajo de los bomberos, cuyo trabajo se centró en evitar que las llamas se propagasen a otras naves colindantes en un polígono con una alta densidad de ocupación, dedicado en su mayoría a la fabricación de muebles y elementos de frío industrial y que no colapsase el edificio.

La existencia de un pasillo de seguridad entre la nave siniestrada y las situadas a su espalda, en la calle Manuel Tubío Uclés, favoreció un mejor control del fuego, aunque los propietarios de estas fueron sido avisados por seguridad, accediendo los bomberos a las mismas para valorar en todo momento su situación.

De la intensidad del fuego y las altas temperaturas alcanzadas en el interior de las instalaciones industriales dan ejemplo el hundimiento parcial de la estructura y la caída de algunos lienzos del muro exterior.

Efectivos de la policía local y policía nacional establecieron un perímetro de seguridad en las calles aledañas al lugar de los hechos para facilitar el constante trasiego de camiones de bomberos, mientras propietarios y empleados de algunas de las empresas de la zona, atraídos por la columna de humo visible desde toda la ciudad, observaban desde una cierta distancia la evolución del fuego.

Este es el incendio más grave que se ha producido en la ciudad en lo que va de año y no se ha declarado controlado hasta las siete de la tarde, aunque al menos durante las próximas 24 horas se mantendrá en la zona un retén del parque de bomberos de Lucena para la vigilancia de las instalaciones, en cuyo interior se mantienen una significativa cantidad de material.

La empresa siniestrada contaba con más de veinte empleados y se dedicaba sobre todo a la pintura de puertas, contando con una gran proyección a nivel nacional. A falta de una valoración de los daños producidos sobre maquinaria y materias primas, los daños en el inmueble, que había sido alquilado hace unos dos años, son muy elevados y todo apunta a su ruina total.

La zona permanece acotada para impedir el paso en las inmediaciones, y la policía judicial ha quedado al cargo de la investigación para esclarecer las causas del incendio.