viernes 17.09.2021
Lucena Hoy

El lugar elegido es el monolito erigido en el propio cementerio en 2005 "a las víctimas de la Guerra Civil y la postguerra”

VÍDEO: El Ayuntamiento inhumará "dignamente" los restos de cinco víctimas de la represión franquista, encontrados en 2018 en una fosa común del Cementerio Virgen de Araceli

La decisión se adopta tras no constatarse correspondencias entre el ADN de los restos y el de las familias de los algunos de los más de 125 represaliados lucentinos, que decidieron someterse a las pruebas.
El Ayuntamiento inhumará "dignamente" en el monolito erigido a la víctimas de la represión franquista los restos encontrados en una fosa común en 2018
VÍDEO: El Ayuntamiento inhumará "dignamente" los restos de cinco víctimas de la represión franquista, encontrados en 2018 en una fosa común del Cementerio Virgen de Araceli

El ayuntamiento de Lucena dará digna sepultura a los restos mortales de los cinco hombres, víctimas de la represión de la dictadura franquista, cuyos cadáveres fueron encontrados durante la segunda fase de las excavaciones realizadas en 2018 por un equipo multidisciplinar dirigido por el profesor de la Universidad de Granada Francisco Carrión junto a la tapia norte del Cementerio Municipal Virgen de Araceli, donde había indicios de la existencia de varias fosas comunes con personas asesinadas por su vinculación con formaciones republicanas y de izquierdas.

El examen forense determinó que todos ellos eran hombres con edades de 35 a 53 años y habían recibido distintos golpes y torturas antes de ser asesinados –en cuatro casos de un tiro en la nuca–. Posteriormente se extrajeron muestras de ADN de los mismos, que fueron cotejadas con las de varias familias lucentinas cuyos familiares figuraban entre las víctimas de la represión en nuestra ciudad, sin que pudiese encontrarse ninguna coincidencia. 

Según ha explicado a LucenaHoy el concejal responsable de Cementerios, César del Espino, a la espera de que los restos pudiesen ser reclamados por alguna familia, el Ayuntamiento decidió depositarlos de forma provisional en una bovedilla del cementerio municipal. Ahora, la Junta de Gobierno Local ha decidido que sean inhumados definitivamente mediante una sencilla ceremonia y "de una forma digna" bajo el monolito erigido en 2005 a la entrada del Cementerio Municipal para rendir homenaje y dignificar la memoria de los alrededor de 125 lucentinos fusilados entre los años 1936 y 1937, o muertos en cárceles franquistas y campos de concentración por su vinculación con la República, cuyos nombres están grabados en el mismo junto a la frase “Lucena a las víctimas de la Guerra Civil y la postguerra”.

El acto se celebrará en noviembre, en el marco de las actividades conmemorativas del 150 aniversario de la creación del camposanto municipal Virgen de Araceli, que se cumplen en dicha fecha, coincidiendo con el Día de Difuntos. 

César del Espino, ha señalado que "es normal que no se hayan podido establecer coincidencias entre los restos de ADN de las personas encontradas en esta fosa y las de represaliados lucentinos, toda vez que respondía a una técnica de los represores el traslado de los presos e incluso de los restos mortales a otras localidades o lugares cercanos para evitar su identificación. No obstante, esos restos genéticos permanecerán en un banco de ADN que podría permitir encontrar coincidencias con otras familias de la comarca o de nuestra propia ciudad en cualquier momento.