Jueves 09.04.2020

Comienza a funcionar el nuevo sistema de gestión de personal

Comienza a funcionar el nuevo sistema de gestión de personal
.
El concejal de Personal del ayuntamiento de Lucena, José Cantizani ha presentado esta mañana el nuevo Sistema Integral de Gestión de Personal adquirido por el ayuntamiento de Lucena para modernizar este aspecto de la gestión municipal.

El nueva sistema ha tenido un coste de 35.000 euros para las arcas municipales y fue adjudicado a EPRINSA en concurso público. Cantizani ha explicado que "de forma contraria a lo que se ha venido diciendo, no se trata sólo de un sistema de control de presencia de los trabajadores mediante huella dactilar, sino de un complejo programa de gestión del personal municipal". Según Cantizani el sistema permitirá a los trabajadores realizar en unos instantes acciones como la petición de asuntos propios, vacaciones o licencias no retribuidas que actualmente exigen varios días y rellenar instancias que deben pasar por distintas personas  e incluso la gestión de nóminas, y sustituye al actual, con más de veinte años de antigüedad.

El sistema, que desde ayer está en periodo de prueba en la casa consistorial, se irá extendiendo a todas las dependencias del ayuntamiento de forma progresiva, aunque no está prevista inicialmente su implantación en el PDM ni en las empresas municipales Servimán, Suvilusa y Agil.

Además, Cantizani indicó que ni los concejales con dedicación exclusiva ni los asesores municipales estarán obligados a "fichar", dado que sus horarios van más allá del horario de mañana "y se extienden a múltiples reuniones por las tardes". El edil de Personal indicó que esta decisión ha sido consensuada por todos los grupos políticos municipales.

Sobre la opinión de los trabajadores respecto a este nuevo sistema, Cantizani indicó que "hay opiniones de todo tipo", señalando que "los que cumplen, que son la inmensa mayoría, no tienen ningún problema, mientras que al que le molesta es al que no cumple, aunque es una minoría, ya que la tónica general en este ayuntamiento es la de magníficos trabajadores".

Cantizani explicó que el sistema obliga a los trabajadores a marcar cualquier salida, tanto para hacer una gestión propia de sus puestos de trabajo como para desayunar o fumar un cigarrillo. Según explicó el concejal de Personal, los trabajadores disponen de 30 minutos para desayunar que pueden emplear como lo deseen. En el caso de que el tiempo de trabajo computado sea inferior a la jornada laboral en más de cinco minutos "de cortesía" se pedirá al trabajador que lo compense prolongando su trabajo más allá del horario de salida. Si esos tiempos se acumulan podrán dar lugar a la reducción de jornadas de asuntos propios o incluso la detracción del importe de ese tiempo no trabajado en nómina.
.