Domingo 19.01.2020
Lucena Hoy

El edil de Fiestas, José Pedro Moreno, asegura que “ni hubo situaciones de estrés ni se sometió a ningún maltrato" a la vaca del Poblado de Belén

Varias personas observan a la vaca ubicada en el Poblado de Belén de Lucena el pasado jueves
Varias personas observan a la vaca ubicada en el Poblado de Belén de Lucena el pasado jueves
El edil de Fiestas, José Pedro Moreno, asegura que “ni hubo situaciones de estrés ni se sometió a ningún maltrato" a la vaca del Poblado de Belén
El Ayuntamiento ha emitido una nota de prensa en la que se niega "que se haya producido una situación de maltrato sobre ninguno de los animales instalados en el Poblado Navideño".

Aunque este medio intento ayer conocer la opinión del edil de Fiestas, José Pedro Moreno, por la polémica suscitada por la presencia de una vaca en el Poblado de Belén –amplificada ayer por la denuncia pública realizada por PACMA– ha sido hoy cuando el edil lucentino ha asegurado –a través del comunicado– que la presencia de la vaca “estaba prevista solo para la noche de la inauguración y con una intención plenamente didáctica, pensando en los más pequeños y en un ambiente navideño lo más realista posible, pero siempre manteniendo las condiciones de seguridad tanto para los visitantes como para los propios animales”. Según el edil "durante las horas en las que estuvo en el Poblado Navideño ni hubo situaciones de estrés para el animal ni se le sometió a ningún maltrato por nadie”. 

Además, José Pedro Moreno señala que “la presencia de animales en el Poblado Navideño cuenta con todos los permisos correspondientes de la Oficina Comarcal Agraria, como no puede ser de otra manera”, de ahí que se valoren las críticas vertidas en contra de la presencia de estos animales como “desproporcionadas” al no valorarse las condiciones de limpieza, comida, vigilancia y cuidado fijadas. 

Para el consistorio “los animales estan bien atendidos y vigilados en todo momento” mediante la visita diaria de veterinarios y la presencia permanente de personal de vigilancia. Desde el Ayuntamiento se insiste en un mensaje de “respeto absoluto” ante todas las opiniones que puedan surgir, si bien se descarta que “el objetivo sea provocar en los animales una situación de estrés o molestias, más bien todo lo contrario: nuestra ocupación es mantener el mejor ambiente para su tranquilidad y disfrute de quienes se acerquen a disfrutar del poblado”.

Hasta el 6 de enero, está previsto que por el Poblado Navideño aparezcan animales de pequeño porte como conejos, gallinas, patos, ponis y ovejas.