Miércoles 20.11.2019

Condenada por pegar a su hija en una riña en casa ¿y tu qué opinas?

Condenada por pegar a su hija en una riña en casa ¿y tu qué opinas?
.
La Audiencia Provincial de Castellón condenó ayer a una madre a 33 días de trabajos en beneficio de la comunidad y a no acercarse a su hija de 13 años durante un año por haberle causado varias lesiones durante la pelea que siguió a una discusión.

La sentencia, hecha pública por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), ratifica una anterior de un juzgado que considera probado que el 3 de julio de 2007, madre e hija iniciaron una discusión en el domicilio familiar con motivo de una "rebeldía de la menor" que se negaba a lavarse los pies antes de ponerlos encima de la mesa, tal y como le pedía su madre.

La hija, "lejos de obedecer a su madre, la desafiaba encendiendo la televisión en varias ocasiones", por lo que se "enzarzaron mutuamente" propinándose "golpes, arañazos y estirones de pelo" hasta que intervino una vecina para separarlas.

Como consecuencia de los hechos, la menor sufrió varios hematomas en el hombro y piernas y una herida en el labio inferior, que precisaron para sanar siete días no impeditivos para el ejercicio de sus actividades habituales.

El juez consideró a la madre autora de un delito de violencia doméstica y la condenó a 33 días de trabajos en beneficio de la comunidad, o subsidiariamente, a tres meses y 23 días de prisión, y a la prohibición de aproximarse a su hija a menos de 200 metros durante un año.

A esta primera sentencia la madre presentó un recurso de apelación en el que solicitaba su absolución alegando errores en la valoración de las pruebas, aunque en la sentencia emitida ahora la Audiencia considera que no existieron esos errores y ratifica la sentencia de primera instancia. Al parecer las disputas entre madre e hija, de 13 años de edad, eran habituales.

OTRO CASO SIMILAR
Por otra parte, el pasado día 5, el Juzgado de lo Penal número 3 de Jaén condenaba a una madre a 45 días de prisión y le prohibía acercarse a su hijo durante más de un año por un delito malos tratos después de que le diera al menor un bofetón y le agarrara del cuello tras una pelea que se inició cuando ella le reprendió por no haber hecho los deberes del colegio.

La sentencia recoge probado que María del Saliente A.M. estaba en su domicilio de Pozo Alcón (Jaén) cuando recriminó a su hijo de 10 años porque no había hecho los deberes del colegio, a lo que este le respondió tirándole una zapatilla y corriendo a encerrarse en el baño.

La madre fue tras el pequeño y, pese a la oposición del menor, consiguió abrir la puerta, lo que hizo que el niño cayera al suelo. Fue entonces cuando la condenada le levantó agarrándole del cuello, dándole seguidamente un tortazo por detrás en la cabeza, que hizo que se golpeara la nariz y sangrara. Cuando después llegó a clase, su tutor percibió rastros de sangre en la nariz del menor y, al preguntarle qué le había pasado, le contó que su madre le había agarrado del cuello y dado un bofetón y, de hecho, observó que tenía en el cuello un moratón.

Para la juez, queda acreditado que la madre "cometió un acto de agresión", aunque reconoce que el menor tiene un "carácter difícil y desobediente" respecto a las tareas del colegio y la madre se sumió en un estado de nerviosismo porque vio que le había mentido y no hizo los deberes.

Nos gustaría conocer tu opinión sobre esta noticia. ¿Consideras justificadas esta sentencias o las consideras excesivas? ¿Menoscaban este tipo de sentencias la autoridad de los padres? ¿Crees que deben considerarse como un delito las actitudes de estas madres? ¿Tienen los padres las herramientas necesarias para solucionar este tipo de conflictos cuando los hijos adoptan actitudes conflictivas?

Colabora con esta nueva sección diaria de nuestro periódico. Cuéntanos lo que opinas dejando un mensaje. Gracias por tu colaboración.
.
.