Viernes 18.10.2019

AGRICULTURA

Cooperativas, cuerpos de seguridad y ayuntamiento coordinan esfuerzos para rebajar nuevamente el número de robos en el olivar lucentino

En la reunión se ha dado cuenta de que las cooperativas volverán a a contar este año con vigilancia privada, que actuarán de forma coordinada con las fuerzas de seguridad

Reunión sobre seguridad en el campo lucentino de cara al inicio de la campaña olivarera
Reunión sobre seguridad en el campo lucentino de cara al inicio de la campaña olivarera
Cooperativas, cuerpos de seguridad y ayuntamiento coordinan esfuerzos para rebajar nuevamente el número de robos en el olivar lucentino

Ante el inminente inicio de la campaña de recogida de la aceituna, esta mañana se ha celebrado en la casa consistorial una reunión de coordinación en la que han participado los representantes de las Cooperativa Nuestra Señora Virgen de Araceli, Antonio Cañete y de la Cooperativa Olivarera de Lucena, Francisco Mora, que agrupan a la mayor parte de los productores; junto a los ediles José Cantizani, Lucas Gómez, delegado de Agricultura, y Francisco Jesús Adame, concejal de Seguridad Ciudadana, y representantes de los distintos cuerpos de seguridad: policía local, nacional y guardia civil.

En la reunión se ha dado cuenta de que las cooperativas volverán a a contar este año con vigilancia privada, gracias, en parte, a la aportación que realiza para este fin el ayuntamiento de Lucena, aunque su labor de vigilancia será coordinada  obstante con los cuerpos de seguridad.

Además, durante la reunión se ha fijado que la Delegación de Seguridad Ciudadana establecerá mesas técnicas para ir abordando puntualmente el estado de la vigilancia que se está realizando en el campo y valorar la evolución de la situación.

A la labor de las patrullas de vigilancia privada, que el pasado año facilitaron varias detenciones y la recuperación de varios miles de kilos de fruto robado, se espera que se sumen –un año más– efectivos del escuadrón de caballería de la Guardia Civil, los grupos ROCA, las Unidades de Especialistas del Seprona y la Agrupación Rural de Seguridad de la Guardia Civil, en un dispositivo conjunto que en los últimos años ha facilitado un paulatino descenso del número de robos y de kilos de aceituna sustraida en el campo lucentino.