lunes 02.08.2021

EL TIEMPO

La primera ola de calor del verano llevará el termómetro en la provincia de Córdoba hasta los 45 grados el próximo domingo

Una masa de aire africano muy cálido es la 'responsable' del episodio de temperaturas altas que dejará en Lucena máximas de 42 y mínimas de 23 grados el próximo domingo

Calor
La primera ola de calor del verano llevará el termómetro en la provincia de Córdoba hasta los 45 grados el próximo domingo

Ya tenemos a la vuelta de la esquina la primera ola de calor del verano y promete llegar con temperaturas realmente infernales, como los 45 grados previstos para el domingo, día 11, en la capital y el Valle del Guadalquivir, que vendrán además con niveles máximos en el índice ultravioleta, que obligará a estar muy pendientes de la exposición al sol.

Es la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) la que marca estas previsiones y advertencias. Este ciclo de altas temperaturas comenzará el viernes, día 10, para el que ya se ha pintado alerta amarilla en la Campiña cordobesa desde las 12.00 del mediodía. Sin embargo lo peor vendrá desde el sábado al lunes. 

Aunque todavía no se han descrito las alertas para esas jornadas, se da por hecho que el sábado el termómetro subirá hasta los 42 grados en la capital y el domingo se verán los 45 de máxima ya mencionados, para concluir el lunes con 43. A partir del martes empezarán a bajar las temperaturas hacia parámetros más asumibles.

Más al sur de la provincia tendremos temperaturas más 'moderadas' dentro del calor extremo. El domingo será el peor día y nos dejará 42 grados en Lucena, 43 en Cabra, Montilla o Baena, o 41 en Rute. El sábado y lunes las temperaturas oscilarán entre los 39 y los 41 grados en estos municipios. En cuanto a las mínimas nocturnas habrá que prepararse para dormir poco y mal, ya que los termómetros no bajarán de los 21 a 23 grados durante el sábado y domingo, lo que dificultará la posibilidad de conciliar el sueño.

¿Por qué hace tanto calor?

Una masa de aire africano muy cálido procedente del continente africano es la 'responsable' del episodio de temperaturas altas que nos traerá la primera ola de calor de julio en España. Entrará a partir del viernes-sábado e irá avanzando hacia el norte sobre la península, pero sobre todo afectará a la mitad sur.

Además, con fuerte insolación sobre la península, el aire adquirirá aún mayor temperatura y el efecto valle hará que los registros de temperatura puedan ser más elevados en el Guadalquivir.