martes 28.06.2022

Crece la alarma ciudadana ante el incremento de delitos

Crece la alarma ciudadana ante el incremento de delitos
Crece la alarma ciudadana ante el incremento de delitos
.
El incremento del número de robos que se ha venido produciendo en los últimos meses está generando una importante alarma social entre la población de Lucena.

En las últimas semanas la sociedad lucentina ha sabido de la quincena de robos que han asolado la zona residencial de Campo de Aras, afectando también a otros puntos del extrarradio lucentino. Tampoco ha escapado a la acción de los delincuentes el casco urbano, en el que se han producido otros tantos robos "a domicilio" –en muchos casos incluso estando los propietarios de la vivienda en su interior–.

La crónica de sucesos de los dos últimos meses está también salpicada de casos más dramáticos, como el secuestro, tortura y robo a un anciano de 84 años de edad –de cuyo fallecimiento dábamos cuenta ayer–, la agresión y robo al propietario de una tienda de conveniencia, los atracos a punta de navaja en una agencia de seguros o a un adolescente en pleno centro de la ciudad o los robos sufridos en algunas naves industriales o comercios.

La realidad que palpa el ciudadano de a pié se da de bruces contra las estadísticas oficiales que cada cierto tiempo revela la Subdelegación del Gobierno, y que reflejan una ciudad casi idílica, con un número de "ilícitos penales" en descenso y siempre muy por debajo de la media andaluza o nacional.

A esa sensación de alarma social contribuye el hecho de que muchas veces, el esclarecimiento de los delitos y la detención de sus autores no suponga necesariamente el ingreso en prisión de los mismos. Así ha ocurrido recientemente con la detención de tres personas –dos hombres y una mujer– como presuntos autores de hasta trece robos en viviendas, hoy en libertad, pendientes de juicio.

La situación genera además en el ciudadano una sensación de total impunidad de los delincuentes, que hace que la percepción de residir en una ciudad peligrosa haya crecido notablemente entre los lucentinos y se haya convertido en tema de conversación o que los propios círculos policiales perciban muchas veces su trabajo cotidiano como improductivo.
.
.

Comentarios