viernes 28.01.2022

Crece el Genil y el temor a que inunde las zonas bajas de Jauja

Crece el Genil y el temor a que inunde las zonas bajas de Jauja
Crece el Genil y el temor a que inunde las zonas bajas de Jauja
.
Preocupación en Jauja ante la crecida del río Genil durante la tarde y noche de hoy. Las importantes precipitaciones que se han venido produciendo en toda la zona de Andalucía central durante la jornada, unidas al desembalse del pantano de Iznájar, han hecho que el nivel del río a su paso por la pedanía lucentina haya crecido considerablemente y supere ya los dos metros. Según explicaba a las siete de la tarde a LucenaHoy el representante de la alcaldía en Jauja, Rafael Gómez, "si el cauce sube tan solo 15 centímetros más superará la calzada y podría invadir la zona del consultorio médico, situado en los bajos del edificio del ayuntamiento, como ya ocurriera hace tres años". Una hora y media más tarde, el agua ocupaba ya la calzada, y obligaba a retirar los contenedores que pueden verse en la última de las fotos publicadas en la galería inferior, además de rebasar las vallas que aparecen en las imágenes.
 
A ello se suma el hecho de que el pantano de Iznájar, desembalsaba a las 20:00 horas 151 metros cúbicos por segundo, la cantidad más elevada desde que comenzó a soltar agua, el pasado lunes. Y es que el pantano se encuentra al 99,08% de su capacidad total, y durante toda la tarde ha estado entrando más agua de que salía, por lo que en las próximas horas podría alcanzar el cien por cien.
 
Gómez ha indicado que "si sigue lloviendo, al agua aportada al cauce por las escorrentías que recoge toda la cuenca río arriba se sumará la desembalsada por el pantano de Iznájar, lo que podría hacer que el nivel del río siga creciendo e inunde las zonas bajas de la pedanía, como ya lo hizo con el campo de fútbol y la zona de la aceña árabe, que llevan varios días bajo el agua".
 
Por otra parte, fuentes de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir han remitido al ayuntamiento de Lucena un aviso en el que dan cuenta de la posibilidad de que el pantano sume al desembalse programado actual un segundo desembalse "natural" al rebasarse el cien por cien de su capacidad.
 
Ante esta situación, tanto el alcalde de Lucena, Juan Pérez, como el concejal de Personal, José Cantizani, se han trasladado esta tarde a la aldea, en la que se ha organizado un dispositivo de vigilancia que permanecerá activo toda la noche.  

Juan Pérez informó a este periódico que algunos edificios han sido protegidos con una barrera de seguridad para evitar la entrada de agua y Endesa ha actuado en un transformador situado junto al río del que se abastece la pedanía, para evitar que ésta se quede sin luz.