domingo 16.01.2022

Detenidos en Lucena 2 dos miembros de una organización que introducía droga en Europa

Agentes de la Polica Nacional, tras ms de dos aos de investigaciones, han arrestado a 55 integrantes de una macro organizacin marroqu asentada en Espaa para introducir en Europa importantes cantidades de hachs, dos de los cuales operaban desde Lucena
Detenidos en Lucena 2 dos miembros de una organización que introducía droga en Europa
Detenidos en Lucena 2 dos miembros de una organización que introducía droga en Europa
Agentes de la Policía Nacional, tras más de dos años de investigaciones, han arrestado a 55 integrantes de una macro organización marroquí asentada en España para introducir en Europa importantes cantidades de hachís, dos de los cuales operaban desde Lucena.
 
Durante la operación se han incautado 11 toneladas de este estupefaciente, más de 2 millones de euros en efectivo, siete armas de fuego -entre las que se encuentran dos fusiles de asalto considerados armas de guerra- contramedidas electrónicas y equipos de comunicaciones avanzados usados por los detenidos.
 
La red se estructuraba en células independientes diseminadas a lo largo de España, una de ellas en nuestra ciudad. Nuestro país servía como punto intermedio para abastecer de hachís a narcotraficantes en otros países europeos como Francia, Reino Unido, Países Bajos o Italia. Cada célula se asentaba en distintas localidades españolas y sus miembros desconocían la existencia, funcionamiento e identidades de los componentes de las otras células.
 
Naves industriales y droga en depósitos de combustible
En primer lugar la droga atravesaba el estrecho de Gibraltar en potentes lanchas motoras semirrígidas o bien oculta en dobles fondos o depósitos de combustible de camiones de gran tonelaje. Los narcotraficantes investigados operaban en España como punto en el que coordinar la logística, almacenaje y transporte de la droga hacia Europa. Para ello utilizaban naves industriales y locales comerciales ubicados localidades de distintas provincias como Madrid, Guadalajara, Barcelona y Málaga. Al objeto de distribuir la droga a los compradores la red también se valía de camiones o turismos con "caletas", oquedades ocultas practicadas para alojar la droga. Esta estructura de transporte era usada para dos cometidos fundamentales: tanto transportar el hachís desde Marruecos hasta distintos países europeos, como retornar a Marruecos los beneficios en efectivo obtenidos por la venta del estupefaciente.
 
Durante los más de dos años que han durado las investigaciones, los agentes de la Policía Nacional han actuado en fases contra los miembros de la red, con 55 detenciones: 14 en Algeciras, 16 en Madrid, 5 en Barcelona, 4 en Mataró (Barcelona), 4 en Guadalajara, 3 en Los Barrios (Algeciras), 2 en Lucena, 2 en Ceuta, 1 en Badalona (Barcelona), 1 en Briviesca (Burgos), 1 en Baza (Granada), 1 en Málaga y 1 en Alhaurín el Grande (Málaga). Entre los arrestados se encuentran los líderes de las células asentadas en España, así como los integrantes de las mismas, encargados de las labores de almacenaje y distribución de la droga. La gran mayoría de los componentes de la organización contaban con antecedentes y alguno de ellos incluso por homicidio con reclamaciones en vigor de otros países.
 
En el total de la operación se han incautado 11 toneladas de hachís distribuidas en varias provincias españolas. Las cantidades más importantes se han encontrado en las localidades de Alovera (Guadalajara), Alcalá de Henares y San Fernando (Madrid), con un total de 3500 kilos; 2300 kilogramos en Barcelona, 3300 kilos en Alhaurín el Grande (Málaga), 650 kilos en Algeciras y 1.000 kilos en Madrid.
 
Por otro lado, los agentes también se han incautado de más de 2.000.000 de euros en efectivo, 52 turismos, 5 camiones y un tráiler, 200 teléfonos móviles, 20 equipos informáticos, 7 armas de fuego (dos de ellas fusiles de guerra AK47 y Colt M4), 30 depósitos de combustible para camiones y numerosas matrículas dobladas.