viernes 30.10.2020

El equipo de gobierno aparca por el momento la retirada de los animales del Poblado de Belén

El equipo de gobierno aparca por el momento la retirada de los animales del Poblado de Belén
 
El equipo de gobierno municipal no ha tomado ninguna decisión sobre la retirada de todos los animales vivos ubicados en el portal de belén. 
 
El asunto fue estudiado ayer en una reunión convocada por el alcalde, Juan Pérez, tras la enorme repercusión informativa que ha tenido la noticia. La reunión acabó sin cerrarse un acuerdo.
 
Ayer, el concejal de Servicios Sociales, Carlos Villa, (IUCA) anunció que “sería partidario" de evacuar a los animales. "La posición debe ser nítida en estos casos, en primer lugar los acontecimientos se están desarrollando de tal forma que al principio había una situación y ahora parece que derivando hacia otra", indicó el edil de Izquierda Unida. "No creo que debamos satanizar ni a unos ni a otros y hay que esperar a que la investigación policial determine verdaderamente lo sucedido para luego tomar decisiones".

Antes de finalizar su intervención sobre el asunto, manifestó que "sería partidario, ante la duda, aunque pudiera equivocarse después, de retirar los animales durante la Navidad de un modo cautelar".
 
Por otro parte, el grupo municipal del Partido Popular publicó ayer un comunicado de prensa en el que expresaba "su más rotunda repulsa y profunda consternación por los hechos ocurridos" y exigían el esclarecimiento de lo sucedido por parte del Consistorio.

Los populares se "desmarcan" de "cualquier responsabilidad" ya que aseveran que "tal instalación ha sido acometida por el equipo de gobierno, en concreto por la delegación de Fiestas, sin la participación ni intervención del planteamiento de esa delegación por parte del PP".

El PP exige el esclarecimiento de lo sucedido por parte del Consistorio y "asunción efectiva de responsabilidades por quien corresponda, tanto administrativas, políticas, o en su caso, penales". Asimismo, comunican que ha solicitado al alcalde la entrega de toda la documentación concerniente al suceso, relativa a la procedencia y situación higiénico-sanitaria de los animales expuestos y, en particular, del burro que murió, y la supervisión administrativa y técnico-profesional del conjunto de la instalación del Belén y Poblado Navideño. Igualmente, se ha requerido los informes relativos a las medidas de seguridad y vigilancia, la actuación policial, escritos de los veterinarios y del conocimiento que se tenga de la intervención en estos lamentables hechos de alguna persona que pudiera tener responsabilidad en los mismos.

Para concluir, apunta que "una vez analizada la documentación y circunstancias concurrentes, iniciarán cuantas actuaciones estén a su alcance para el completo esclarecimiento de los hechos y la exigencia de responsabilidades por quienes hubieren incurrido en ellas".