Martes 19.11.2019

El juez reabre las diligencias por la muerte del burro del belén de la Plaza Nueva

 

A instancias de distintas acusaciones particulares, el Juzgado del Instrucción de Lucena ha decretado la reapertura de las diligencias que en su momento se incoaron en relación a la muerte de un burro de pocos meses de edad en el poblado navideño de la Plaza Nueva
El juez reabre las diligencias por la muerte del burro del belén de la Plaza Nueva
A instancias de distintas acusaciones particulares, el Juzgado del Instrucción de Lucena ha decretado la reapertura de las diligencias que en su momento se incoaron en relación a la muerte de un burro de pocos meses de edad en el poblado navideño de la Plaza Nueva. El juez decidió archivar provisionalmente este caso argumentando tal decisión en la inexistencia de pruebas que vincularan el supuesto maltrato que ejerció sobre el animal el presunto autor de los hechos y el posterior fallecimiento de la cría de asno.

Fuentes próximas las investigaciones han informado a LucenaHoy que el titular del Juzgado determinó el sobreseimiento temporal del asunto el pasado 30 de marzo. No obstante, distintas instituciones y entidades, tales como el Ayuntamiento de Lucena, el Partido Animalista contra el Maltrato Animal, el Consejo General de Colegios de Veterinarios de España y el propietario del burro recurrieron la resolución. Además, este último –un granadero de Jauja- también le exige al Consistorio el pago del importe del animal por negligencia en la custodia, reclamación que, según los antecedentes, podría prosperar.

Por otro lado, y aunque todavía no se ha personado oficialmente, el colectivo malagueño El Refugio del Burrito asegura que presentó en el Juzgado dos documentos decisivos para que el proceso continuara, en concreto, uno referente a la falta de asistencia veterinaria desde el día 10 de diciembre de 2014, jornada en la que los animales –uno adulto, sobre el que una persona se subió, y otro de pocos meses que finalmente feneció- sufrieron los daños, hasta el 12 del mismo mes, y otro en el que demostrarían los golpes propinados por el imputado. Dicha asociación está recaudando fondos para sufragar los gastos que conllevarían la contratación de un letrado y que han estimado en 2.000 euros.

En estos momentos, se están practicando una serie de actuaciones para esclarecer si los hechos son constitutivos de delito. Para ello, se ha solicitado un informe pericial al Hospital Clínico Veterinario de la Universidad de Córdoba para valorar la existencia de una relación de causa efecto entre las patadas soportadas por el burro y su muerte ya que la exposición del veterinario de Rute se consideró insuficiente. Además, ha vuelto a declarar el acusado. Del mismo modo, han sido requeridas las versiones de diferentes testigos cuyas manifestaciones no han sido contundentes.

Así, una vez que concluya esta fase, el juez tendrá que pronunciarse sobre si aprecia indicios de delitos. En caso afirmativo, dictaría un auto transformando las diligencias previas a un procedimiento abreviado que se trasladaría a uno de los cinco juzgados de lo Penal de Córdoba.

 

Comentarios