martes 27.10.2020

LOS DESTROZOS EN ELEMENTOS DEL MOBILIARIO SE HAN CONVERTIDO EN HABITUALES CADA FIN DE SEMANA

Un grupo de jóvenes provoca destrozos en la decoración navideña del Coso y vuelven a repetirse los daños en el mobiliario urbano

Durante todo el día de ayer fueron llegando a la redacción de LucenaHoy imágenes y denuncias de ciudadanos anónimos, indignados con el comportamiento de algunos salvajes, que en la madrugada del sábado al domingo la tomaron con bancos, papeleras, jardineras y hasta con parte de la decoración navideña instalada en el Paseo del Coso.

Destrozos en la calle Cabrillana (Fotos enviadas por lectores)
Destrozos en la calle Cabrillana (Fotos enviadas por lectores)
Un grupo de jóvenes provoca destrozos en la decoración navideña del Coso y vuelven a repetirse los daños en el mobiliario urbano

Ocasionar destrozos en el mobiliario urbano parece haberse convertido en la diversión con la que culminar la noche de juerga para algunos energúmenos cada fin de semana. Desde hace unos meses, raro es el sábado o domingo que los servicios de mantenimiento no tienen que reponer las plantas instaladas en algún macetero.

Durante todo el día de ayer fueron llegando a la redacción de LucenaHoy imágenes y denuncias de ciudadanos anónimos, indignados con el comportamiento de algunos salvajes, que en la madrugada del sábado al domingo la tomaron con bancos, papeleras, jardineras y hasta con parte de la decoración navideña instalada en el Paseo del Coso.

En torno a las 3:30 de la madrugada un grupo de cinco chicos y 2 chicas de unos 20 años de edad la emprendieron a patadas con la campana luminosa instalada en la Plaza de San Miguel y posteriormente, ya en el Coso, con el muñeco de nieve instalado en el jardín, que acabo por los suelos, resultando afectada también alguna jardinera situada en torno a la fuente, todo ello pese a los reproches de algunas personas que se encontraban en ese momento en los alrededores.

DESTROZOS2

Por otra parte, en la calle San Francisco fueron arrancadas y abandonadas sobre la calzada las plantas de una decena de jardineras. Peor aún lo ocurrido en la calle Cabrillana, donde algunos desaprensivos arrancaron un banco y una papelera o en la calle Juan Valera, donde desprendieron varias piezas de otro banco. Esta es una de las calles más castigadas por este tipo de hechos, al convertirse en acceso peatonal al centro desde el "botellódromo" del recinto ferial.

Hablar de estos destrozos se está convirtiendo ya en habitual, pese a que la Policía Local ha identificado ya al menos a tres personas relacionadas con este tipo de situaciones, identificaciones que se saldan habitualmente como una simple falta administrativa.