Miércoles 11.12.2019
Lucena Hoy

'Hackean' la pantalla de televisión de un comercio en la céntrica calle El Peso para emitir un vídeo porno

En los últimos días se han producido al menos dos casos similares, en las pantallas de una farmacia y una clínica dental. Los hechos han sido denunciados ante la Policía Nacional aportando como prueba la grabación de los presuntos autores realizada desde una cámara de seguridad.
Varios transeuntes observan la pantalla en la que se emitían las imágenes
Varios transeuntes observan la pantalla en la que se emitían las imágenes
'Hackean' la pantalla de televisión de un comercio en la céntrica calle El Peso para emitir un vídeo porno

Varios establecimientos comerciales de Lucena han denunciado en las últimas semanas la manipulación de las pantallas de televisión ubicadas en sus escaparates.

El último de los casos se produjo ayer a las 21:15 horas en la calle El Peso, cuando tres jóvenes presuntamente modificaron con ayuda de un teléfono móvil la emisión de una pantalla de Web TV del escaparate de Milar, sustituyendo el contenido promocional que emitía la televisión en ese momento por imágenes de fuerte contenido pornográfico, tras compartir en el televisor la señal de un canal porno online ante la sorpresa de numerosos transeuntes, que incluso difundieron la situación a través de las redes sociales. 

Hoy su propietario ha denunciado los hechos ante la policía nacional, aportando como prueba un vídeo grabado por las cámaras del propio establecimiento en el que puede observarse como los tres jóvenes dirigen su teléfono hacia el televisor.

kackeo porno 2

Imagen de los presuntos autores del hackeo de la pantalla

Según ha podido saber LucenaHoy casos similares se han producido en las últimas semanas en este mismo establecimiento, así como al menos en una clínica dental y en una farmacia del centro urbano.

El caso no es exclusivo de Lucena y parece responder a una "moda global" auspiciada por internet y el desarrollo de las nuevas tecnologías. Así, la prensa nacional e internacional se han hecho eco en los últimos meses de situaciones similares, como el "hackeo" de marquesinas publicitarias en céntricas calles de Madrid, en una estación de metro en Washington o una tienda de Ikea en Hong Kong.

La "travesura" puede tener consencuencias ya que, según fuentes consultadas, tanto la manipulación de la emisión como la difusión de dichas imágenes a través de internet puede tener algún reparo legal, además de suponer un posible perjuicio económico y de imagen para la empresa cuyos dispositivos se "hackean".