Martes 18.09.2018

Investigan la muerte de una cría de cigüeña por un disparo en la iglesia de Jauja a plena luz del día

Según han indicado a LucenaHoy algunos vecinos los hechos se produjeron en torno a las siete y media de la tarde, cuando la plaza de la iglesia estaba repleta de niños que salían o entraban a la catequesis. 

El cigoñino muerto a los pies de uno de los niños que se encontraban en la plaza
El cigoñino muerto a los pies de uno de los niños que se encontraban en la plaza
Investigan la muerte de una cría de cigüeña por un disparo en la iglesia de Jauja a plena luz del día

La Guardia Civil investiga quién está detrás del disparo de escopeta que el pasado martes pudo acabar con la vida de una de las tres crías de la pareja de cigüeñas que anidan en la torre campanario de la iglesia de San José de Jauja.

Según han indicado a LucenaHoy algunos vecinos de la pedanía lucentina, los hechos se produjeron en torno a las siete y media de la tarde, cuando la plaza de la iglesia estaba repleta de niños que salían o entraban a la catequesis. 

El "cigoñino", al que apenas restaban un par de semanas para volar, cayó del nido –presuntamente tras recibir un disparo– golpeándose en un tejado y posteriormente contra el suelo, donde llegó aún con vida, aunque murió unos minutos después ante la expectación de los niños, sorprendidos por la lamentable situación.

Según los vecinos las cigüeñas siempre anidaron en este iglesia, aunque un buen día dejaron de hacerlo después de que alguien matará a un ejemplar adulto. Hace casi un par de décadas las cigüeñas volvieron al templo de Jauja y desde entonces lo han hecho ininterrumpidamente. 

La cigüeña blanca o cigüeña común (Ciconia ciconia) es un ave de gran porte, de plumaje blanco y negro y pico rojo. Es un ave migradora que se encuentra en dificultades no sólo a causa de la destrucción de su hábitat, sino también de los accidentes por choques en vuelo con líneas eléctricas y los riesgos derivados de las actuales campañas químicas antiplagas, lo que apenas dejan a estas aves alguna posibilidad de supervivencia. En Europa Central, en los últimos 20 años su población ha disminuido de una manera alarmante.

Sus nidos se ubican a gran altura, sobre edificios, torres, campanarios, chimeneas y árboles, en emplazamientos despejados.

El tiempo de incubación para sus 3 a 5 huevos es de 33 ó 34 días. Los pollos permanecen en el nido de 54 a 63 días. Hasta la cuerta semana después de la eclosión siempre hay un adulto que permanece vigilante junto al nido. Pasado este período, uno de los padres ya puede ocuparse de sacar adelante las crías en solitario.

Las cigüeñas blancas son aves protegidas, y sólo se pueden mover sus nidos fuera del periodo reproductor, que empieza en febrero y termina con el final del verano. Actualmente causarles cualquier daño tiene l consideración de delito.